La industria farmacéutica abonará 121 millones al Gobierno este enero


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Hace ya cuatro años que Farmaindustria y el Gobierno firmaron un Convenio por el cual las compañías farmacéuticas que venden medicamentos originales no genéricos ni biosimilares se comprometían a realizar devoluciones si el gasto público en estos medicamentos crece por encima de lo que lo hiciera el Producto Interior Bruto (PIB) en términos reales. Si el acuerdo se produjo en 2016, no fue hasta 2018 que la industria tuvo que hacer frente al primer pago.

Ahora, al finalizar 2019, y a modo de liquidación de este Convenio, las compañías farmacéuticas asociadas a Farmaindustria han puesto en marcha el procedimiento para el pago de 121 millones de euros. En concreto, las compañías abonarán en el Tesoro Público las cantidades que les corresponden en las próximas semanas, y siempre dentro de este mes de enero.

Cabe recordar que el Convenio dota a la Administración de un eficaz mecanismo de control presupuestario y contribuye a crear un marco de estabilidad, certidumbre y confianza para esta industria, esencial para impulsar la I+D de nuevos medicamentos que requiere elevadas inversiones en el medio y largo plazo y reforzar el papel de España como uno de los países de Europa con mejores condiciones para desarrollar proyectos de investigación clínica.

Un nuevo Convenio

Además de anunciar este pago, desde Farmaindustria ha informado de la decisión de Gobierno y Farmaindustria de trabajar en un nuevo Convenio para este año 2020.  Ya la pasada semana la Junta Directiva de Farmaindustria aprobaba negociar este nuevo Acuerdo, decisión pendiente de ratificación por la Asamblea de la Asociación.

De esta forma, Gobierno y Farmaindustria se han dado seis meses para la firma del nuevo Convenio, para lo cual se prorrogará transitoriamente el vigente en 2019. Respecto al mismo, ambas partes se han marcado como objetivo que el nuevo acuerdo refleje la implicación de todas las compañías farmacéuticas involucradas en la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y la racionalización del gasto público en medicamentos.

Así, la firma de un acuerdo de estas características, supone un gran esfuerzo para un sector netamente innovador, al renunciar a crecer por encima de lo que lo hace la economía del país, muestra el compromiso de la industria farmacéutica con la calidad del SNS, y por tanto con los pacientes y la sociedad en general, y evidencia su voluntad de diálogo y entendimiento con la Administración en busca de soluciones para compatibilizar sostenibilidad, acceso e innovación, piedras angulares del sistema de salud.