La huelga de la Atención Primaria gallega coincidirá con el Pleno del Parlamento


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La huelga convocada en la Atención Primaria gallega para los días 9 y 10 de abril coincidirá con la celebración del próximo pleno del Parlamento de Galicia, que además tendrá como tema central la situación de la Sanidad Pública. Igualmente, se trata del último pleno antes de la celebración de las elecciones generales del próximo 28 de abril.

Ante este hecho, los grupos de la oposición han reclamado al Gobierno gallego que “escuche” los motivos que empujan a los colectivos sanitarios a convocar una huelga que el Partido Popular respeta, aunque lamenta que los partidos la usen con motivos políticos.

Por su parte, el viceportavoz parlamentario del PPdeG y secretario general  de los populares gallegos, Miguel Tellado, tras afirmar que en la actualidad Galicia dispone “de la mejor Sanidad” de su historia, ha cargado contra PSOE y En Marea por “instrumentalizar” la protesta convocada para la próxima semana en los servicios de Atención Primaria de la Sanidad pública gallega. Pese a ello, ha reconocido que el Gobierno gallego tiene que seguir mejorando el sistema sanitario a través del trabajo con los colectivos.

El cese del consejero

Como respuesta, En Marea y el BNG, han insistido en que corregir la situación “límite” que atraviesa la Sanidad debería tener como “primer paso” la salida de Jesús Vázquez Almuiña como responsable de Sanidad en el Gobierno gallego.

Así, el portavoz socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga,  ha argumentado que la situación de deterioro de la Sanidad pública es consecuencia de decisiones políticas, como “la reducción en casi 180 millones de euros” en la última década de la cantidad que dedica la Xunta a la Atención Primaria. “Todo es política, en cierto sentido. Son cosas que afectan a la ciudadanía”, ha subrayado el socialista, que cree que si esta “huelga política” tiene un amplio seguimiento, el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, tendrá que “tomar nota”.