La hipertensión clínica aislada se vincula con duplicación del riesgo cardiovascular

  • Mancia G et al.
  • Hypertension

  • Maria Baena
  • Resúmenes de artículos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Jenny Blair | Informes Clínicos | 7 de marzo del 2022

Conclusión práctica

  • En comparación con la normotensión, la presencia de hipertensión clínica aislada en personas sin daño cardiaco o renal subclínico duplica el riesgo de muerte cardiaca.

Relevancia

  • La hipertensión clínica aislada o “hipertensión de bata blanca” (elevación de la presión arterial en consulta con normotensión en el hogar) se ha considerado benigna tradicionalmente, aunque esta consideración está cambiando.
  • Aún así, en ausencia de riesgo cardiaco o daño orgánico, no se recomienda el tratamiento de la hipertensión clínica aislada.

Resultados fundamentales

  • Seguimiento medio, 29 años.
  • Hipertensión clínica aislada, sin daño orgánico:
    • Mortalidad cardiovascular: hazard ratio acumuladas (HRa) 2,0; IC del 95 % [IC 95 %], 1,1-3,6; p=0,02.
    • Mortalidad por todas las causas: HRa, 1,2; IC 95 %, 0,9-1,5; p=0,24.
    • Hipertensión de nueva aparición sostenida o enmascarada: odds ratio (OR), 2,4; IC 95 %, 1,6-3,7; p<0,0001.
    • Daño orgánico de nueva aparición: OR, 1,7; IC 95 %, 1,1-2,6; p=0,02.

Diseño del estudio

  • Análisis retrospectivo PAMELA, una aleatorización de muestras de adultos en Monza, Italia (n=1.423).
  • A todos los pacientes se les practicaron al inicio: medición de la presión arterial, ecocardiografía y estimación de la tasa de filtración glomerular (eTFG) en 1991-1993.
  • Los autores compararon los datos entre personas con hipertensión clínica aislada, normotensión, hipertensión sostenida y con o sin daño orgánico.
  • El daño orgánico se definió como la ausencia de hipertrofia ventricular izquierda en la ecocardiografía y eTFG normal.
  • Principales criterios de valoración: mortalidad cardiaca, mortalidad por todas las causas, hipertensión sostenida de nuevo diagnóstico y daño orgánico de nuevo diagnóstico.
  • Financiación: ninguna declarada.

Limitaciones

  • La evaluación del daño orgánico solo se basó en 2 sistemas orgánicos.