La gran mayoría de los pacientes con demencia no reciben diagnóstico y atención especializados (Alzheimers Dement)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La gran mayoría de pacientes mayores con demencia son diagnosticados por un médico no especialista en demencia, generalmente un médico de atención primaria, dando lugar a diagnósticos incompletos, según un estudio de la Universidad del Sur de California (Estados Unidos).

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores utilizaron datos de Medicare para rastrear los diagnósticos de demencia de casi un cuarto de millón de personas durante cinco años, descubriendo que el 85% de las personas diagnosticadas por primera vez con demencia fueron diagnosticadas por un médico no especialista en demencia, generalmente un médico de atención primaria. Además, el diagnóstico de "demencia no especificada" era común.

Por otro lado, un año después del diagnóstico, menos de una cuarta parte de los pacientes habían visto a un especialista en demencia. Después de cinco años, el porcentaje de pacientes solo había aumentado al 36%. Además, el uso de atención especializada de demencia era particularmente bajo para pacientes hispanos y asiáticos. Los resultados han sido publicados en Alzheimer & Dementia: The Journal of the Alzheimer's Association.

"Los especialistas en demencia están más familiarizados con los subtipos de demencia y pueden ser menos propensos, por ejemplo, a diagnosticar erróneamente la demencia con cuerpos de Lewy como enfermedad de Alzheimer y recetar erróneamente medicamentos antipsicóticos a los pacientes", ha explicado la coautora Julie Zissimopoulos.

Utilizando los datos de Medicare, los investigadores examinaron los tipos de médicos que diagnosticaron la demencia, observando qué diagnósticos de subtipo de demencia se proporcionaron inicialmente y cómo cambiaron con el tiempo. También revisaron la medida en que las personas accedieron a la atención especializada y cómo variaba según el género, la raza y el origen étnico.

Los resultados mostraron que, entre los diagnosticados por un médico no especialista en demencia, el 33% de los pacientes recibieron un diagnóstico que carecía de un tipo específico de demencia, en comparación con el 22% de los pacientes diagnosticados por un especialista.

Asimismo, los diagnósticos de la enfermedad de Alzheimer entre los pacientes que vieron a un especialista dentro del primer año de diagnóstico fueron más altos (42%) en comparación con aquellos que no vieron a un especialista (29%).

"Sin la identificación del tipo de demencia, los pacientes y sus familias están potencialmente perdiendo opciones importantes sobre la atención y el manejo de este diagnóstico con otras afecciones crónicas, así como información sobre ensayos clínicos", explica Zissimopoulos.