La Fundación Española del Corazón se posiciona absolutamente en contra del uso del cigarrillo electrónico


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El vicepresidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), José Luis Palma, se ha mostrado "absolutamente contrario" a los dispositivos de vapeo con y sin nicotina, pues "tiene una serie de sustancias tóxicas que perjudican elementos del sistema cardiovascular como el endotelio" y "ponen en marcha una serie de mecanismos neuroquímicos que acaban perjudicando al corazón".

"El vapeo se promovió con la intención de que la gente fumara menos, pero se está demostrando que es tan pernicioso como el tabaco. Por tanto, somos contrarios absolutamente al vapeo. Me parece muy bien que se siga prohibiendo", ha resaltado Palma en declaraciones a los medios con motivo del comienzo de la XXXV Semana del Corazón, que la FEC celebra cada año con el fin de concienciar a la población sobre cómo evitar las enfermedades cardiovasculares, que suponen la primera causa de muerte en el mundo por delante del cáncer.

Dentro de esta iniciativa, la FEC ha lanzado una impactante campaña en la que presenta la enfermedad cardiovascular como el verdadero “asesino en serie” al que temer. En tres anuncios, ambientados en un bosque, un sótano y un parking, una persona huye de un peligro desconocido que le acecha. Cuando parece que la persona está a salvo, se descubre que le perseguía la mala alimentación, el sedentarismo y el tabaquismo, tres factores prevenibles claves para eludir problemas en el corazón. "El tabaco mata muchísimo más que el peor 'asesino en serie'", declara Palma.

Este especialista ha incidido en que los factores de riesgo cardiovasculares clásicos siguen siendo la herencia, la genética, la edad y el sexo, que "no son modificables". "Y luego están la hipertensión, el tabaquismo, el colesterol, la obesidad, la diabetes o el sedentarismo, sobre los que se puede actuar. Los estudios científicos demuestran que actuar selectivamente contra todos estos factores supondría una reducción de hasta el 80% en la prevalencia de enfermedades cardiovasculares", ha asegurado el vicepresidente de la FEC.

En concreto, el tabaquismo causa 52.000 muertes anuales en España, según datos del Ministerio de Sanidad, de las que un 29% (15.000) se producen por causa cardiovascular, de acuerdo con la OMS.

En cuanto a la mala alimentación, más de 44.000 españoles murieron en 2016 por enfermedades cardiovasculares derivadas de esta causa, según una reciente investigación publicada en el European Journal of Epidemiology. El sedentarismo, por su parte, causa más de 52.000 muertes al año en España, según el “Informe sobre la inactividad física y el sedentarismo en la población adulta española.

A la vista de estos datos, Palma ha insistido en que la prevención "es la mejor manera de tratar los problemas de salud", así como para evitar a "los grandes 'asesinos' como la enfermedad cardiovascular y el cáncer".

En este punto, se ha propuesto como objetivo no alargar los años de vida de los españoles sino su calidad de vida. "Los españoles somos los segundos más longevos del mundo, con 82 años de media, pero esta cantidad de vida no se corresponde luego con calidad de vida, porque en promedio la mujer española tiene 60 años de buena vida y los hombres 62. Uno de nuestros objetivos es no dar más años a la vida, sino mucha más vida a los años", ha añadido.

La campaña va especialmente dirigida a la población joven. "La Sociedad Española de Cardiología y la FEC estamos empeñados, por ejemplo, en actuar en el segmento de edad entre los 12 a los 25, cuando se empieza a fumar. La lucha que tenemos emprendida es concienciar a los jóvenes para que no se inicien en ese hábito", argumenta Palma. Por su parte, el presidente de la FEC, Carlos Macaya, resalta la importancia de incidir especialmente en este grupo poblacional para que "modifiquen sus hábitos de vida cuanto antes y gocen en el futuro de una buena salud cardiovascular".