La fuga de aire prolongada se relaciona con el riesgo de complicaciones pulmonares después de la extirpación

  • Attaar A & al.
  • Ann Surg
  • 15 feb. 2019

  • de Kelli Whitlock Burton
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La fuga de aire prolongada (FAP) después de la extirpación pulmonar aumentó de modo significativo el riesgo de reinserción del drenaje torácico o el alta con un drenaje torácico, el reingreso hospitalario a los 30 días y la duración de la estancia (DdE), pero no las complicaciones cardíacas, el ingreso imprevisto en la UCI ni la mortalidad a los 30 días.

Por qué es importante

  • Aunque algunos estudios anteriores mostraron un mayor riesgo de estas complicaciones en los pacientes en los que aparece la FAP, no estaba claro si estas eran un resultado directo de la FAP o podían atribuirse a las características iniciales.

Diseño del estudio

  • Entre enero de 2009 y junio de 2014, 2280 pacientes de la Base de Datos de Cirugía Torácica General de la Sociedad de Cirujanos Torácicos se sometieron a extirpación pulmonar por sospecha de cáncer de pulmón.
  • Financiación: Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH) estadounidenses.

Resultados clave

  • La incidencia de FAP fue del 8,3 %.
  • Después de la ponderación por el índice de propensión, la FAP se asociaba de modo significativo con un mayor riesgo de empiema (OR: 8,39; p 
  • La FAP no se asoció de modo significativo con un mayor riesgo de complicaciones cardíacas, la mortalidad a los 30 días ni el ingreso imprevisto en la UCI.

Limitaciones

  • Es posible que no se hayan medido algunos factores de confusión.