La fibrilación auricular se asocia a un mayor riesgo de demencia incluso en pacientes sin ictus (Eur Heart J)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La fibrilación auricular está relacionada con un mayor riesgo de demencia, incluso en personas que no han sufrido un ictus, según el estudio más grande realizado para investigar la asociación entre ambas patologías en una población de edad avanzada.

Además, el estudio, publicado en el European Heart Journal, ha encontrado que los pacientes con fibrilación auricular que tomaban anticoagulantes orales presentaban un riesgo menor de demencia.

El estudio evaluó a 262.611 personas de 60 años o más que estaban libres de fibrilación auricular y demencia en 2004. Los investigadores recopilaron datos de la cohorte Senior del Servicio Nacional de Seguro de Salud de Corea y siguieron a los participantes hasta el final de 2013. Durante ese tiempo, la fibrilación auricular fue diagnosticada en 10.435. En aquellos que la desarrollaron, el 24,4% desarrolló demencia durante el período de seguimiento, en comparación con el 14,4% que desarrolló demencia entre las personas sin fibrilación auricular.

Boyoung Joung, profesor de la Universidad de Yonsei (Corea del Sur), explica que "las personas que desarrollaron fibrilación auricular tuvieron 50% más riesgo de desarrollar demencia en comparación con aquellos que no desarrollaron la enfermedad. Este aumento del riesgo se mantuvo incluso después de que eliminamos a los que sufrieron un ictus de nuestros cálculos".

"Esto significa -añade- que entre la población general 1,4 personas adicionales de cada 100 desarrollarían demencia si fueran diagnosticados de fibrilación auricular. El riesgo se presentó en personas mayores de 70 años".

"También encontramos que la fibrilación auricular aumentó el riesgo de enfermedad de Alzheimer en un 30% y más que duplicó el riesgo de demencia vascular -continúa el experto-. Sin embargo, entre las personas que desarrollaron fibrilación auricular y tomaron anticoagulantes orales, como warfarina o anticoagulantes sin vitamina K, como dabigatran, rivaroxaban, apixaban o edoxaban, el riesgo de desarrollar demencia posteriormente se redujo en un 40% en comparación con los pacientes que no tomaron anticoagulantes".

Los investigadores aseguran que se trata del estudio más grande para investigar la asociación entre la fibrilación auricular y la demencia en personas de 60 años o más que no tenían fibrilación auricular y no habían sufrido un ictus en el momento de la inclusión en el estudio. El estudio también tiene el seguimiento más largo con un promedio de más de 6 años.