La exposición diaria a la contaminación por ozono se relaciona con un mayor riesgo de muerte (BMJ)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La exposición diaria al ozono a nivel del suelo en ciudades de todo el mundo está asociada a un mayor riesgo de muerte, según el estudio más grande de su tipo publicado por en The BMJ.

Los hallazgos, basados en datos de más de 400 ciudades en 20 países de todo el mundo, muestran que más de 6.000 muertes cada año se habrían evitado en las ciudades seleccionadas si los países hubieran implementado estándares más estrictos de calidad del aire.

El ozono a nivel del suelo es un gas altamente reactivo que se encuentra comúnmente en entornos urbanos y suburbanos, formado cuando los contaminantes reaccionan a la luz solar.

Los umbrales actuales de calidad del aire (en microgramos por metro cúbico de aire ambiente) oscilan entre 100 microgramos/m3 (OMS), 120 microgramos/m3 (directiva de la Unión Europea), 140 microgramos/m3 (estándar nacional de calidad del aire ambiente de Estados Unidos), y 160 microgramos/m3 (estándar chino de calidad del aire ambiente).

Revisiones recientes sugieren que el 80% de la población mundial de áreas urbanas está expuesta a niveles de contaminación del aire por encima del umbral establecido por la OMS.

La mayoría de los estudios anteriores han encontrado asociaciones positivas entre el ozono a nivel del suelo y la mortalidad, pero las diferencias en el diseño y la calidad del estudio hacen que sea difícil sacar conclusiones consistentes en las diferentes regiones.

Para tratar de abordar la cuestión, un equipo internacional analizó las muertes y las medidas ambientales (clima y contaminantes del aire) en 406 ciudades en 20 países, con períodos superpuestos entre 1985 y 2015.

Utilizando datos de la Red de Investigación Colaborativa de Múltiples Ciudades y Múltiples Países obtuvieron niveles promedio diarios de ozono (por encima de un nivel máximo de fondo de 70 microgramos/m3), partículas, temperatura y humedad relativa en cada ubicación para estimar el número diario de muertes adicionales atribuibles al ozono.

Se analizaron más de 45.millones de muertes en las 406 ciudades. En promedio, un aumento de 10 microgramos/men el ozono durante el día actual y el anterior se asoció con un aumento del 0,18% en el riesgo de muerte, lo que sugiere evidencia de una posible asociación causal.

Esto equivale a 6.262 muertes adicionales cada año (0,2% de la mortalidad total) en las 406 ciudades que podrían haberse evitado potencialmente si los países hubieran implementado estándares de calidad del aire más estrictos de acuerdo con la directriz de la OMS.

Además, se encontraron impactos de mortalidad más pequeños pero aún sustanciales incluso para las concentraciones de ozono por debajo de los niveles de referencia de la OMS, lo que respalda la iniciativa de la OMS de alentar a los países a revisar las directrices actuales de calidad del aire y hacer cumplir restricciones de emisiones más estrictas para cumplir con estas recomendaciones, concluyen los investigadores.