La exposición a pesticidas y metales se relaciona un mayor riesgo de cardiopatías (Heart)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los trabajadores que están expuestos a pesticidas o metales en el trabajo pueden tener significativamente más probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares, según ha concluido un estudio de la Universidad de Illinois en Chicago (Estados Unidos).

Los investigadores examinaron datos sobre la exposición a estas sustancias en 7.404 trabajadores latinos de cuatro ciudades: Chicago, San Diego, Miami y Nueva York. En general, el 6,5% de los participantes informó sobre la exposición a disolventes en el trabajo, el 8,5% encontró metales potencialmente tóxicos y el 4,7% tuvo exposición a pesticidas.

Las personas que estuvieron expuestas a pesticidas tenían más del doble de probabilidades de desarrollar cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca o fibrilación auricular. La exposición al metal se asoció a un aumento de cuatro veces del riesgo de fibrilación auricular.

"Las exposiciones se han asociado con factores clínicos de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial, pero pocos estudios han evaluado si existe realmente una relación con la enfermedad cardiovascular en sí misma. Nuestro estudio sugiere que las exposiciones a metales o pesticidas están asociadas a una elevada prevalencia de enfermedad coronaria y fibrilación auricular", explica la autora principal del estudio, Maria Argos.

Los investigadores no tienen claro cuál es exactamente la razón, o si los trabajadores hispanos podrían ser más o menos susceptibles a los problemas cardíacos asociados con la exposición a pesticidas que las personas de otros grupos raciales o étnicos. "Sin embargo, es posible que la exposición a pesticidas o metales pueda aumentar la inflamación o causar daños directamente en el sistema cardiovascular", apunta Argos.

En general, el 6,1% de los trabajadores en el estudio tenía al menos una forma de enfermedad cardiovascular. La mayoría de estos casos fueron cardiopatías coronarias, en las cuales las arterias estrechadas reducen el flujo de sangre al corazón.

Los trabajadores expuestos a pesticidas tenían 2,2 veces más probabilidades de tener una enfermedad coronaria que los trabajadores sin esta exposición. La exposición a pesticidas también se asoció con casi seis veces más probabilidades de fibrilación auricular y un riesgo 38% mayor de daño de vasos sanguíneos en el cerebro.

Los disolventes orgánicos utilizados para tareas como desengrasar, limpiar en seco y hacer pintura, plásticos y textiles no se asociaron con un mayor riesgo de problemas cardíacos, según explican los científicos en Heart.