La estimulación cerebral profunda puede retrasar la progresión de los temblores en pacientes con Parkinson en estadio temprano (Neurology)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La estimulación cerebral profunda puede ralentizar la progresión de los temblores en pacientes con enfermedad de Parkinson en estadio temprano, según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, publicado en Neurology.

El estudio es la primera evidencia de un tratamiento que ralentiza la progresión de una de las características cardinales del Parkinson, pero se necesita un ensayo clínico a mayor escala en múltiples centros de investigación para confirmar el hallazgo. "El descubrimiento sobre la progresión del temblor es verdaderamente excepcional", dice el autor principal David Charles.

"Sugiere que la estimulación cerebral profunda aplicada en la etapa temprana de la enfermedad de Parkinson puede retrasar la progresión del temblor, lo que es notable porque no hay tratamientos para el Parkinson que se haya demostrado que ralentizan la progresión de ningún elemento de la enfermedad", añade.

Los pacientes del estudio fueron aleatorizados para recibir estimulación cerebral profunda más terapia farmacológica o terapia farmacológica sola; el grupo de terapia farmacológica fue siete veces más propenso a desarrollar un nuevo temblor en reposo después de dos años en comparación con el grupo de terapia con estimulación cerebral profunda más fármacos.

El ensayo, que comenzó en 2006, fue controvertido porque reclutó a pacientes con enfermedad de Parkinson en etapa temprana para someterse a cirugía cerebral para la estimulación cerebral profunda. En ese momento, la estimulación cerebral profunda fue aprobada solo para la enfermedad de Parkinson en estadio avanzado, cuando los síntomas ya no estaban controlados adecuadamente mediante los medicamentos.

"Dado que este fue el primer ensayo inicial de estimulación cerebral profunda, se desconocía si había síntomas motores individuales muy temprano en la enfermedad de Parkinson que podrían mejorarse de forma más potente con la estimulación", dice el autor principal Mallory Hacker,.

El análisis a posteriori mostró que el 86% de los pacientes con terapia farmacológica desarrollaron temblor en reposo en extremidades previamente no afectadas en el transcurso del periodo de dos años, mientras que eso solo ocurrió en el 46% de los pacientes que recibieron terapia con estimulación cerebral profunda además del tratamiento farmacológico. Cuatro de los pacientes que recibieron este tratamiento mostraron mejoría del temblor en reposo y el temblor en reposo desapareció por completo de todas las extremidades afectadas para un paciente del grupo de estimulación.

La FDA estadounidense ha aprobado que Vanderbilt lidere un estudio multicéntrico de Fase III a gran escala que incluirá a 280 pacientes con enfermedad de Parkinson en estadio temprano a partir de 2019.

"El campo de la estimulación cerebral profunda para la enfermedad de Parkinson avanza hacia etapas más tempranas de tratamiento, por lo tanto, debemos llevar a cabo la prueba fundamental para garantizar la seguridad del paciente y proporcionar a la comunidad de Parkinson la mejor evidencia médica posible para guiar el tratamiento", afirma Charles.