La epidemia de obesidad infantil sigue creciendo en España


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los resultados principales del estudio PASOS, que evalúa el estado de salud de los niños y niñas de entre 8 y 16 años, muestran que en nuestro país sigue aumentando la epidemia de obesidad infantil. Este estudio se coordina desde la Fundación Gasol y cuenta con la participación de los investigadores del CIBERESP Helmut Schröder e Isaac Subirana Cachinero y de varios grupos del CIBEROBN

En esta primera etapa del estudio PASOS (Physical Activity, Sedentarism and Obesity of Spanish youth) se ha evaluado el nivel de actividad física, el sedentarismo, los estilos de vida y la obesidad de la población infantil española de entre 8 y 16 años. La iniciativa surge de la necesidad de disponer de evidencia científica actualizada sobre la realidad del estado de salud de los menores para, a partir de aquí, poder plantear e impulsar políticas e intervenciones eficaces. Han participado 3.887 menores de 247 centros educativos de las 17 comunidades autónomas, que han sido evaluados por 13 grupos de investigación de toda España.

En España estamos sufriendo una epidemia de obesidad infantil que está afectando de forma relevante al desarrollo de los niños/as y adolescentes. Un 14,2% de los menores padece esta problemática según el IMC y un 24,6% presenta obesidad abdominal, lo que evidencia la necesidad de incorporar la medición de la circunferencia de cintura como indicador de la obesidad en la infancia.

Siguiendo la tendencia mundial, en las dos últimas décadas, esta pandemia ha crecido entre la población infantil española un 1,6% según el IMC y un 8,3% según la obesidad abdominal.

El estudio PASOS demuestra una clara relación entre el nivel socioeconómico de las familias y la obesidad infantil. A mayor porcentaje de pobreza, mayor es la prevalencia de obesidad infantil.

El 63,3% de los niños/as y adolescentes no alcanza los 60 minutos de Actividad Física Moderada o Vigorosa (AFMV) al día, tal como recomienda la OMS. Este incumplimiento es más pronunciado en el género femenino el 70,1% de las niñas no llega al nivel recomendado frente al 56,1% de los niños, y entre los adolescentes el 69,9% no cumple la recomendación, frente al 55,5% de los niños/as-.

A su vez, el estudio revela que a mayor edad, menor es el tiempo dedicado a la práctica de actividad física: los adolescentes de 4º de ESO (16 años) realizan 98,2 minutos menos de actividad física por día de media que los menores de 3º de primaria (8 años).

El 74,9% de los menores considera que su condición física general es buena o muy buena, aunque esta percepción empeora a mayor edad y es menos positiva entre los adolescentes y entre el género femenino.