La epidemia de gripe prosigue su ascenso en España y afecta ya a 205 personas por cada 100.000 habitantes


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La actividad gripal se mantiene en ascenso en España y en la última el número de casos se ha situado en los 205,3 por cada 100.000 habitantes, frente a los 109,4 casos de la semana anterior, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, relativos a la semana del 14 de enero al 20 de enero de 2019.

Asimismo, desde el inicio de la temporada la tasa acumulada de hospitalización de pacientes con gripe es de 9,7 casos por cada 100.000 habitantes, registrándose la mayor proporción de casos entre las personas de 64 años (56%), seguido de aquellas de entre 15 y 64 años (33%). En el 98% de los pacientes se aisló el virus A, con una distribución entre los subtipados de 57% A (H1N1) pdm09 y 43% A (H3N2).

Respecto a los casos graves hospitalizados confirmados de gripe (CGHCG) hasta el momento el 54% son hombres, y la mayor proporción de casos se registra en el grupo de 64 años (53%), seguido del grupo de 45 a 64 años (27%), si bien menos del 8% eran menores de 15 años.

Por tipo de virus de la gripe, se identificó el virus A en el 98%, el virus B en el 1,9%, y el virus C en el 0,1%. Entre los virus A subtipados, el 55% son A(H1N1) pdm09 y el 45% A(H3N2), si bien este porcentaje varía entre los distintos grupos de edad, así en los mayores de 64 años predomina A (H3N2), mientras que en los adultos jóvenes predomina A(H1N1)pdm09.

El 78% de los pacientes presentaron factores de riesgo de complicaciones de gripe, de los cuales el 43% padecía una enfermedad cardiovascular crónica, el 31% enfermedad pulmonar crónica (31%), y el 24% diabetes. El 69% de los pacientes desarrolló neumonía y el 27% ingresó en UCI.

Respecto a la mortalidad, esta semana ha aumentado un 5% respecto a la semana anterior, situándose actualmente en el 12% entre los casos graves hospitalizados confirmados de gripe. De ellos, el 77% eran mayores de 64 años, el 20% tenían entre 45 y 65 años y el 51% eran mujeres. Por tipo de virus, en el 98% se confirmó infección por virus A y en el 2% virus B.

Desde el inicio de la temporada 2018-19 se han notificado 8 brotes de gripe en tres comunidades autónomas, donde se identificó el virus tipo A. Cuatro de ellos se produjeron en instituciones sanitarias, tres en geriátricos, y uno en un colegio o guardería. La mediana de edad de los pacientes afectados es de 70 años en las instituciones sanitarias, y de 74 en los geriátricos.

Ahora bien, en la última semana, todas las regiones, excepto Extremadura, presentan unas tasas de incidencia de gripe por encima de su umbral basal (o epidémico), siendo el nivel de intensidad muy alto en País Vasco (542,07 por cada 100.0000 habitantes) y Cantabria (535,49 casos); alto en Navarra (424,95), medio en Cataluña (277,67) y Baleares (132,8).

En el resto el nivel es bajo, excepto Extremadura, donde todavía es basal (86,23). Así, en Andalucía la tasa se sitúa en 98,44 casos por cada 100.000 habitantes; en Asturias en 246,06; Canarias con 154,16; Castilla y León con una tasa de 299,32; Castilla-La Mancha con 181,2; Ceuta con 114,72; Comunidad Valenciana con 119,92; La Rioja con 239,11; Madrid con una tasa de 127,53; y Melilla con 149,34.

Finalmente, la actividad de gripe es epidémica en el resto de España, excepto en Canarias, donde es local, y en Ceuta y Extremadura, donde todavía es esporádica.