La enfermedad de Lyme se relaciona con un mayor riesgo de fatiga

  • Brellier F et al.
  • PLoS One

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Pavankumar Kamat | Informes Clínicos | 1 de abril de 2022

Conclusión práctica

  • La tasa de incidencia de la enfermedad de Lyme ha aumentado con el tiempo en el Reino Unido.
  • La enfermedad de Lyme se asoció con un mayor riesgo de cualquier tipo de fatiga y encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica.
  • A pesar de que la asociación es más débil a largo plazo, persistió más allá de los 6 meses y varió según la estación.

Relevancia

  • Los hallazgos respaldan las recomendaciones de NICE para la evaluación y el manejo de los síntomas en pacientes que han sido tratados previamente por la enfermedad de Lyme, incluidos el dolor crónico, la depresión y la ansiedad, la fatiga y los trastornos del sueño.

Diseño del estudio

  • Estudio de cohortes poblacional histórico que utilizó los datos de investigación médica IQVIA (2000-2018).
  • 2.130 pacientes con enfermedad de Lyme (cohorte de Lyme) fueron emparejados (1:4) con 8.510 participantes sin enfermedad de Lyme (cohorte de comparación) y fueron seguidos durante una mediana de 3 años y 8 meses.
  • Resultados principales: tiempo hasta la consulta por cualquier síntoma o diagnóstico relacionado con la fatiga o encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica.
  • Financiación: ninguna.

Resultados fundamentales

  • Durante el período de estudio, la tasa de incidencia de la enfermedad de Lyme fue de 5,18/100.000 personas-año, aumentando de 2,55 en 2000 a 9,33 en 2018.
  • Las tasas de incidencia de cualquier tipo de fatiga fueron mayores en la cohorte de Lyme frente a la cohorte de comparación (307,90 frente a 165,60/10.000 personas-año; hazard ratio [HR] 2,27; IC del 95 %: 1,95 a 2,64).
  • Se observó una asociación más fuerte entre la enfermedad de Lyme y cualquier tipo de fatiga durante (HR ajustado [HRa]; IC del 95 %):
    • La temporada de otoño (3,14; 1,92 a 5,13); y
    • La temporada de invierno (2,23; 1,21 a 4,11).
  • Las tasas de incidencia de encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica fueron más altas en la cohorte de Lyme que en la de comparación (11,76 frente a 1,20/10.000 personas-año; HRa 16,95; IC del 95 %: 5,17 a 55,60).
  • Los efectos se atenuaron 6 meses después del diagnóstico de enfermedad de Lyme, pero fueron claramente perceptibles.

Limitaciones

  • Riesgo de confusión residual.