La ecografía laríngea es eficaz para detectar parálisis en las cuerdas vocales tras una cirugía de tiroides (Minerva Anestesiol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio realizado por profesionales del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha demostrado la eficacia de la ecografía laríngea en la detección de la parálisis de las cuerdas vocales inmediatamente después de cirugía tiroidea.

Según ha informado el hospital en un comunicado, se trata del primer estudio que avala la fiabilidad de esta técnica no invasiva en la evaluación de las cuerdas vocales horas después de una cirugía de este tipo. El trabajo se ha publicado en Minerva Anestesiologica.

Cuando se realiza una cirugía tiroidea existe el riesgo de lesionar el nervio laríngeo recurrente, que inerva las cuerdas vocales; si se produce una lesión en este nervio, la funcionalidad de las cuerdas vocales se ve afectada, lo que puede causar una parálisis de las mismas.

En estos casos, el paciente puede verse afectado de disfonía -alteración en la voz- o disfagia -dificultad para comer-, si bien la duración de los síntomas es muy variable, y, en algunos casos, la recuperación no es total.

En la actualidad, hay varias técnicas para estudiar la posible lesión del nervio laríngeo recurrente y el estado de las cuerdas vocales tras la cirugía.

Las técnicas tradicionales son la laringoscopia y la videolaringoestroboscopia, que implican la introducción de un tubo por la garganta para evaluar las cuerdas.

Tal como explica Marcos de Miguel, líder del estudio y médico del Servicio de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor de Vall d'Hebron, "a pesar de que ya se emplea, no había ninguna investigación que avalara su eficacia en las horas posteriores a la cirugía".