La donación y el trasplante de órganos siguen en aumento


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, ha informado de que en este primer trimestre del año han aumentado las donaciones en un 11 por ciento y el trasplante en un 10 por ciento respecto al mismo periodo de 2018. De esta forma, y con motivo del Día Nacional del Trasplante, Domínguez-Gil ha asegurado en su participación en el “Foro Salud” que esta es una muy buena noticia, ya que podría significar que a finales de año aumentará en un punto la tasa de donación, que actualmente se encuentra en 48 donantes por millón de población, si bien ha avisado de que todavía es “muy pronto” para asegurar estos datos.

Aportando cifras más concretas, en trasplante renal se ha recurrido en este primer trimestre del año a donante vivo en el 10 por ciento de los casos, siendo las mujeres las que más donaciones en vivo realizan. La donación en asistolia sigue en aumento, si bien Domínguez-Gil ha recordado que es complicada ya que en este proceso se lucha “contra el tiempo”. “El reto actualmente es el trasplante cardíaco en asistolia”, ha puntualizado.

Por otra parte, la directora general de la ONT ha informado de que desde la gestación del programa de trasplante renal cruzado (programa que combina parejas de donante-receptor incompatibles para formar parejas compatibles entre sí), ya se han realizado 215 trasplantes, con una participación de 15 donantes.

Trasplante de útero en España

En otro orden de cosas, la directora de la ONT también ha informado de que de que probablemente este año vayan a recibir una petición oficial para realizar el primer trasplante de útero en España . “Extraoficialmente me han dicho que me van a mandar una petición oficial. Hay varios equipos que han expresado en los últimos años su interés en llevar a cabo este procedimiento y, uno en particular, ya tiene un proyecto para poner en marcha el trasplante de útero”.

Domínguez-Gil ha insistido en que el procedimiento “genera dudas” ya que se está sometiendo tanto a la donante como a la receptora  a una cirugía mayor. Sin embargo, ha matizado que “es cierto que ya hay una gran experiencia de pacientes trasplantadas que han sido madres, por lo que tampoco es imposible, pero son un cúmulo de riesgos que no sabemos si son proporcionados “. Por último concluía que aún queda por valorar si este proceso lo tiene que cubrir, o no, el Sistema Nacional de Salud.