La dieta mediterránea durante el embarazo reduce la diabetes gestacional y el aumento de peso (PLOS Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una dieta de estilo mediterráneo en el embarazo no reduce el riesgo general de complicaciones maternas y para la descendencia, pero tiene el potencial de reducir el aumento de peso y el riesgo de diabetes gestacional, según un ensayo clínico dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres y la Universidad de Warwick (Reino Unido).

Los resultados, publicados en PLOS Medicine, muestran que una dieta mediterránea (que incluyó 30 gramos diarios de frutos secos mixtos y aceite de oliva virgen extra) redujo un 35% el riesgo de desarrollar diabetes en el embarazo y, en promedio, 1,25 kilos menos de aumento de peso durante la gestación, en comparación con las embarazadas que recibieron atención prenatal rutinaria.

El estudio sugiere que una dieta de estilo mediterráneo podría ser una intervención eficaz para las mujeres que entran en un embarazo con obesidad previa, hipertensión crónica o niveles elevados de lípidos.

La autora Shakila Thangaratinam asegura que "este es el primer estudio que muestra que las mujeres embarazadas con alto riesgo de complicaciones pueden beneficiarse de una dieta de estilo mediterráneo para reducir el aumento de peso y el riesgo de diabetes gestacional".

"La implementación de esta dieta parece ser efectiva y aceptable para las mujeres -añade-. Las pautas dietéticas nacionales actuales no incluyen los componentes clave de la dieta de estilo mediterráneo en sus recomendaciones. Se debe alentar a las mujeres que están en riesgo de diabetes gestacional a que tomen medidas desde el principio del embarazo consumiendo más nueces, aceite de oliva, frutas y granos integrales, al mismo tiempo que se reduce la ingesta de grasas animales y azúcar".