La contaminación ha causado la muerte prematura de casi 93.000 personas en España en diez años


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La contaminación atmosférica ha causado casi 93.000 muertes prematuras en España durante la última década, según determina una investigación de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, recogida en el informe “El aire que respiras: la contaminación atmosférica en las ciudades”, elaborado por DKV y la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES).

Además, los científicos estiman que el dióxido de nitrógeno ha sido culpable de 6.085 muertes evitables cada año en España, según un trabajo publicado en Environment International, y también recogido en el estudio.

A esta estadística hay que sumar la aportada en otro estudio de este año que suma otras 499 víctimas por culpa de ozono troposférico, muestra otra investigación publicada en Atmospheric Environment. Otro estudio publicado en Environmental Pollution cifró en 2.683 las muertes prematuras anuales por la contaminación por partículas en el aire, principalmente procedente de los tubos de escape.

De hecho, el autor de “El aire que respiras: la contaminación atmosférica en las ciudades”, cuya presente edición celebra el décimo aniversario del Observatorio DKV de Salud y Medio Ambiente, Clemente Álvarez, ha responsabilizado al tráfico de las ciudades de la contaminación en las mismas. "Habría que darle remedio para solucionar la calidad del aire", ha indicado Álvarez.

Entre los contaminantes atmosféricos más problemáticos en España destacan las partículas de suspensión, el dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico, el dióxido de azufre, y el bezo(a)pireno. El que supone más riesgo para la salud presente en el aire son las partículas de suspensión, cuya fuente, precisamente, es el tráfico.

El informe pretende mostrar que existe una relación entre la calidad del aire de las ciudades y la salud de los ciudadanos, y concienciar a toda la sociedad en este sentido. "Pocas cuestiones ambientales están tan relacionadas con la salud como la contaminación", ha apuntado el autor del mismo.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que el 92% de la población del planeta respira aire contaminado en niveles peligrosos para la salud. Niños, ancianos y mujeres son la población más proclive a sufrir el impacto de la mala calidad del aire.