La contaminación del aire provoca millones de visitas a urgencias por ataques de asma en todo el mundo (Environ Health Perspect)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Pueden registrarse entre 9 y 33 millones de visitas a urgencias por problemas de asma en todo el mundo al respirar aire contaminado por ozono o partículas finas: contaminantes que pueden penetrar en la profundidad del pulmón y las vías aéreas, según un estudio publicado en Environmental Health Perspectives por investigadores de Estados Unidos.

Los científicos han sabido durante mucho tiempo que respirar aire contaminado por las emisiones de los automóviles y otros contaminantes podría desencadenar ataques de asma. Sin embargo, el nuevo estudio es el primero en cuantificar el impacto de la contaminación del aire en los casos de asma en todo el mundo, según destacan sus autores.

"Millones de personas en todo el mundo tienen que acudir a las salas de emergencia para los ataques de asma cada año porque están respirando aire sucio", afirma la autora principal del trabajo, Susan C. Anenberg, del Instituto Milken. "Nuestros hallazgos sugieren que las políticas dirigidas a limpiar el aire pueden reducir la carga global del asma y mejorar la salud respiratoria en todo el mundo", añade.

El asma es la enfermedad respiratoria crónica más prevalente en todo el mundo y afecta a cerca de 358 millones de personas. Los nuevos hallazgos sugieren que las emisiones de automóviles y otros tipos de contaminación pueden ser una fuente importante de ataques de asma graves.

Anenberg y su equipo analizaron primero las visitas a la sala de emergencias para el asma en 54 países y Hong Kong, y luego combinaron esa información con las relaciones de exposición epidemiológica y los niveles de contaminación global derivados de los satélites que orbitan la Tierra.

La nueva investigación sugiere que el ozono puede generar entre nueve y 33 millones de visitas anuales a la sala de emergencias de asma a nivel mundial (8 a 20% del total de las visitas a la sala de emergencias de asma global), un contaminante generado cuando el automóvil, las plantas de energía y otros tipos de emisiones interactúan con la luz solar.

Entre 5 y 10 millones de visitas a urgencias por de asma cada año (del 4 al 9% del total de las visitas a la sala de emergencias de asma global) se relacionaron con partículas finas, pequeñas partículas de contaminación que pueden alojarse en las vías respiratorias de los pulmones. Se estima que aproximadamente la mitad de las visitas a la sala de urgencias por asma atribuidas al aire sucio ocurrieron en los países del sur y este de Asia, especialmente en India y China.

Aunque el aire en Estados Unidos es relativamente limpio en comparación con los países del sur y este de Asia, se estima que el ozono y las partículas contribuyeron a entre el 8 y el 21% y entre el 3 y el 11% de las visitas a emergencias de asma en Estados Unidos, respectivamente. Para estimar los niveles globales de contaminación para este trabajo, los autores recurrieron a modelos atmosféricos, monitores de tierra y satélites equipados con dispositivos de detección remota.

"El valor de usar satélites es que pudimos obtener una medida constante de las concentraciones de contaminación del aire en todo el mundo", señala el investigador principal del proyecto, Daven Henze, de la Univesidad de Colorado en Boulder. "Esta información nos permitió vincular la carga del asma con la contaminación del aire incluso en partes del mundo donde las mediciones de la calidad del aire ambiente no estaban disponibles", añade.

Los países como India y China pueden verse más afectados por la carga del asma porque tienen grandes poblaciones y tienden a contar con menos restricciones en las fábricas que arrojan humo y otras fuentes de contaminación, lo que puede desencadenar dificultades respiratorias, dicen los autores.

Aproximadamente, el 95% de la población mundial vive en lugares con aire inseguro. Anteriormente, el Estudio de la Carga Global de Enfermedades se centró en cuantificar los impactos de la contaminación del aire en las enfermedades cardiacas, respiratorias crónicas, cáncer de pulmón e infecciones respiratorias inferiores. Se encontró que las partículas finas y el ozono se asociaron con 4,1 millones y 230.000 muertes prematuras en 2016, respectivamente.

"Sabemos que la contaminación del aire es el principal factor de riesgo para la salud ambiental a nivel mundial -dice Anenberg-. Nuestros resultados muestran que el alcance de los impactos en la salud pública mundial por respirar aire sucio es incluso de mayor alcance, e incluye millones de ataques de asma cada año".