La contaminación del aire por partículas finas también se relaciona con un mayor riesgo de enfermedad renal (Clin J Am Soc Nephrol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las personas que viven en áreas con niveles más altos de contaminación del aire presentan mayor riesgo de desarrollar enfermedad renal, según una nueva investigación publicada en el Clinical Journal of the American Society of Nephrology.

Se sabe que respirar la contaminación del aire puede tener efectos perjudiciales para la salud más allá de los pulmones, pero pocos estudios han demostrado cómo afecta los riñones, que actúan como filtros para la sangre.

Para investigarlo, Matthew F. Blum, de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) y colegas examinaron información sobre 10.997 adultos en cuatro sitios en los Estados Unidos que fueron seguidos desde 1996-1998 hasta 2016.

Los investigadores estimaron los niveles medios mensuales de partículas finas, basadaos en las direcciones de los participantes. El equipo descubrió que la exposición a mayores cantidades estaba asociada a un mayor grado de albuminuria, marcador de disfunción renal, al comienzo del estudio, así como a un mayor riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica con el tiempo.

"A medida que aumentan las tasas de enfermedad renal crónica en todo el mundo, es importante comprender si la exposición a la contaminación del aire desempeña un papel y cómo lo hace", apunta Blum.

Los autores señalan que sus hallazgos pueden ser especialmente importantes para partes del mundo con mayor contaminación del aire, como China e India, donde los niveles de partículas finas son de 5 a 10 veces más altos que en los Estados Unidos.

Los estudios futuros deberían examinar si los esfuerzos para mejorar la calidad del aire producen beneficios para la salud, incluida la reducción de las tasas de enfermedad renal crónica.