La contaminación del aire empeora los síntomas de la rinitis (J Allergy Clin Immunol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un equipo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha comprobado que las personas expuestas a niveles de contaminación atmosférica elevados presentan síntomas nasales de más graves de rinitis.

El estudio se ha publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology y parte del análisis de 1.408 pacientes de rinitis de 17 ciudades europeas.

La enfermedad, que afecta a entre el 20 y el 50% de la población mundial, es un trastorno de la mucosa nasal que provoca congestión, estornudos, secreciones abundantes, irritación y, en ocasiones, pérdida de olfato.

La líder del estudio, Bénédicte Jacquemin, ha explicado que "la rinitis está relacionada con el asma, patología ligada a la contaminación del aire", y por este motivo han creído oportuno comprobar si la exposición a largo plazo a la polución también afecta a la enfermedad.

El estudio sugiere que las partículas en suspensión tienen un efecto distinto a las emisiones gaseosas -ambos contaminantes están relacionados con el tráfico- y, a juicio de Jacquemin, "dan respuestas inflamatorias del tracto respiratorio distintas".

La investigadora ha reconocido que "se requieren más estudios para validar la hipótesis", aunque las partículas en suspensión se han asociado con un empeoramiento de la congestión y la irritación nasal, así como de estornudos; mientras que las emisiones gaseosas aumentan la gravedad de la secreción nasal y la congestión.

Para Jacquemin, este estudio aporta nuevos conocimientos sobre la rinitis que, aunque no es mortal, supone "un desafío para la salud publica" y está relacionada con un deterioro en la calidad de vida de quienes la sufren.