La confianza en la ciencia hace que la gente sea vulnerable a la desinformación pseudocientífica

  • Dawn O'Shea

  • Maria Baena
  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las personas que confían en la ciencia son vulnerables a la desinformación con contenido pseudocientífico, según un estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology. Entre los participantes que declararon tener una alta confianza en la ciencia, observaron que la mera presencia de referencias científicas en un artículo facilitaba la creencia en la desinformación y aumentaba la probabilidad de difusión.

Sin embargo, el estudio también observó que recordar a las personas el valor de evaluar críticamente la información científica reducía la creencia en las afirmaciones falsas, mientras que recordar el valor de confiar en la ciencia no lo hacía.

Esta investigación pone de manifiesto que la confianza en la ciencia, aunque deseable en muchos sentidos, puede aumentar la vulnerabilidad a la pseudociencia, un hallazgo que entra en conflicto con las campañas que promueven una amplia confianza en la ciencia como antídoto contra la desinformación.

Estos hallazgos tienen implicaciones para la ciencia en general para frenar la desinformación generada durante la pandemia por la  COVID-19.

"La gente es susceptible a ser engañada por los adornos de la ciencia", dijo la coautora Dolores Albarracín, de la Universidad de Pensilvania. Puso como ejemplo las vacunas contra la COVID-19, que han sido objeto de falsas afirmaciones sobre la presencia de contaminantes u otros ingredientes peligrosos. "Es un engaño que pretende ser científico. Así, la gente a la que se le enseña a confiar en la ciencia y que normalmente confía en ella, también puede ser engañada."