La combinación de tres terapias dirigidas mejora la supervivencia de pacientes con cáncer colorrectal avanzado


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una combinación de tres terapias dirigidas puede mejorar la supervivencia en pacientes con cáncer de intestino avanzado, según un estudio presentado en el Congreso Mundial sobre Cáncer Gastrointestinal 2019, organizado por la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) en Barcelona.

Los resultados del ensayo BEACON CRC  defase III han demostrado que la triple terapia dirigida a las mutaciones BRAF en tumores colorrectales metastásicos progresivos mejoró significativamente la supervivencia global y la respuesta objetiva en comparación con el tratamiento estándar.

Los datos sugieren que la combinación de tres fármacos, encorafenib, binimetinib y cetuximab, debería reemplazar la quimioterapia para uno de cada siete pacientes con cáncer colorrectal metastático que tienen una mutación BRAF.

"Estos resultados son muy emocionantes porque hemos intentado atacar el cáncer colorrectal mutante con BRAF durante muchos años. Es alentador ver una mejora tan significativa en la supervivencia general y la respuesta en pacientes con una biología de tumores tan agresiva a un mayor acceso a este tratamiento para pacientes en los que actualmente existe una gran necesidad no satisfecha", señala Scott Kopetz, autor del estudio, del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas (Estados Unidos).

Kopetz explica que la combinación de los tres medicamentos se basa en una comprensión cada vez mayor de la activación de los genes del cáncer, como BRAF y los efectos de las terapias dirigidas.

"El cáncer colorrectal no responde solo al tratamiento con BRAF porque las células tumorales se adaptan a través de otros mecanismos después del tratamiento inicial. Con este tratamiento triple dirigido, estamos utilizando una combinación muy lógica desde el punto de vista científico para inhibir el BRAF y estos otros mecanismos", señala.

Al comentar sobre la relevancia de los nuevos datos, Andrés Cervantes, del Instituto de Investigación Biomédica INCLIVA, de la Universidad de Valencia, destacó que será importante que todos los pacientes con cáncer colorrectal sean sometidos a pruebas de mutaciones BRAF a la luz de los hallazgos del estudio BEACON CRC.

"Ahora tenemos un tratamiento específico que puede cambiar el curso natural de la enfermedad en pacientes con mutaciones BRAF y es mejor que la terapia anterior, por lo que es esencial que los pacientes se sometan a pruebas rutinarias", señala.