La combinación de L-asparaginasa y un inhibidor de MEK muestra ser eficaz contra el cáncer de páncreas (Nat Cell Biol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Científicos del Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute (Estados Unidos) han identificado una combinación de dos compuestos anticancerígenos que han conseguido reducir los tumores pancreáticos en ratones, y han respaldado estos hallazgos con una evaluación inmediata de los medicamentos en un ensayo clínico, según publican en Nature Cell Biology.

Las versiones de los compuestos aprobadas por la FDA de Estados Unidos se usan hoy para tratar ciertas leucemias y tumores sólidos, entre ellos el melanoma.

"La triste realidad es que en la actualidad la terapia contra el cáncer de páncreas está retrasada, ya que no existe un tratamiento efectivo para estos tumores", admite Ze'ev Ronai, autor principal del estudio.

En el estudio, los científicos usaron L-asparaginasa para que no llegara a los tumores pancreáticos un nutriente clave, la asparagina, un aminoácido requerido para la síntesis de proteínas.

En lugar de matar a las células cancerosas, descubrieron que el tumor activaba una vía de respuesta al estrés que permitía a estas células producir asparagina por sí mismas. Luego, los científicos trataron a los ratones con un segundo medicamento, un inhibidor de MEK que bloqueó esa vía de respuesta al estrés y redujo el tumor pancreático.

La L-asparaginasa está aprobada por la FDA para tratar ciertas leucemias mientras el inhibidor de MEK está aprobado para el tratamiento de tumores sólidos.

"Esta investigación sienta las bases para la inhibición del crecimiento del tumor pancreático mediante un ataque sinérgico combinado, basado en la restricción de asparagina y la inhibición de la señalización de MAPK", señala Eytan Ruppin, coautor del estudio".

Por su parte, Rosalie C. Sears, de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón, añade que "está claro que no encontraremos una sola bala mágica que cure el cáncer, sino que necesitaremos varios medicamentos que se dirijan a múltiples vulnerabilidades. Este estudio identifica un tratamiento dual prometedor para el cáncer de páncreas: uno de los cánceres más mortales, y espero ver estos medicamentos probados en pacientes", asegura.

En el mismo estudio, los científicos mostraron que los dos tratamientos también redujeron el melanoma en ratones.