La combinación de fármacos innovadores marca el futuro del abordaje de los tumores genitourinarios


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La combinación de fármacos innovadores en las diferentes líneas del tratamiento para pacientes con tumores genitourinarios incrementa la supervivencia del paciente, según han apuntado investigadores en el X Simposio del Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), celebrado en Madrid.

Por un lado, han informado de dos nuevas combinaciones de fármacos de inmunoterapia e inhibidores tirosina quinasa, que han demostrado incrementar, una de ellas, la supervivencia libre de progresión y, la otra, la supervivencia global de pacientes con cáncer de riñón.

En el campo del cáncer de próstata se han producido mejoras en tres sentidos. Por un lado, se ha constatado que el tratamiento clásico de enfermedad metastásica de supresión de andrógenos asociado a nuevos fármacos incrementa la supervivencia del paciente. Por otra parte, estudios muy prometedores reflejan resultados positivos en pacientes resistentes a castración, tras la administración de determinados medicamentos. Por último, se ha demostrado que un fármaco como cabazitaxel es capaz de incrementar la supervivencia cuando se administra en tercera línea, después de quimioterapia con docetaxel y de una segunda línea hormonal.

Con respecto al cáncer de vejiga, se han presentado por primera vez este año, resultados de un estudio que está todavía en marcha y en el que se revela que la administración conjunta de atezolizumab y quimioterapia aumenta la supervivencia libre de progresión de los pacientes, quedando pendientes los resultados definitivos de supervivencia global.

La especialista Aránzazu González del Alba apuntó que "en la última década, los avances diagnósticos y terapéuticos en los tumores genitourinarios están siendo determinantes para aumentar cada vez más la expectativa y la calidad de vida de los pacientes" y, aseguró que, "un mayor conocimiento de las vías moleculares nos permitirá en poco tiempo alcanzar un tratamiento personalizado o de precisión.

No obstante, a día de hoy el reto en nuestro país sigue siendo la puesta en marcha de un abordaje multidisciplinar de estos tumores desde etapas tempranas de la enfermedad. Este abordaje requiere la participación activa y coordinada, en las decisiones que atañen al diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, de los principales especialistas implicados (urólogos, oncólogos médicos y oncólogos radioterápicos) con la colaboración de radiólogos, patólogos, médicos nucleares y geriatras, entre otros.

El manejo multidisciplinar y su implantación en la totalidad de los centros hospitalarios del territorio nacional permitirá al paciente acceder a la mejor opción terapéutica en cada momento de su enfermedad. Por otra parte, este abordaje multidisciplinar desde la enfermedad localizada le brindará al paciente la oportunidad de acceder a la innovación y a la investigación de calidad.

En definitiva, según declaró el presidente de SOGUG, José Ángel Arranz, "el año 2019 ha sido espectacular en cuanto a avances en el tratamiento de estos tumores y se dibuja un horizonte muy esperanzador. El oncólogo médico tiene ahora nuevas e importantes herramientas, no obstante, también se le presenta el reto de elegir y optimizar la secuencia terapéutica para cada uno de los pacientes".