La colina podría ayudar a combatir el Alzheimer de generación en generación (Nature Molecular Psychiatry)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

En un nuevo estudio, investigadores del Instituto de Biodiseño de la Universidad Estatal de Arizona (Estados Unidos), exploran un tratamiento seguro y simple para la enfermedad de Alzheimer.

Los autores principales del estudio, publicado en Nature Molecular Psychiatry, Ramón Velázquez y Salvatore Oddo, han investigado los efectos de la colina, un nutriente importante que puede ser prometedor en la lucha contra la pérdida de memoria.

El estudio se centra en ratones creados para desarrollar síntomas similares al Alzheimer. Los resultados mostraron que cuando estos animales reciben una alta cantidad de colina en su dieta, sus descendientes muestran mejoras en la memoria espacial, en comparación con los que reciben un régimen de colina normal en el útero materno.

Sorprendentemente, los efectos beneficiosos de la suplementación con colina parecen ser transgeneracionales, no solo protegiendo a los animales que reciben suplementación con colina durante la gestación y la lactancia, sino también a la descendencia posterior de estos ratones.

Aunque esta segunda generación no recibió suplementos de colina directamente, sin embargo, obtuvieron los beneficios del tratamiento, probablemente debido a modificaciones hereditarias en sus genes. La exploración de estas alteraciones epigenéticas puede estimular nuevas vías de investigación y sugerir formas de tratar una amplia gama de aflicciones transgeneracionales, incluido el síndrome del alcoholismo fetal y la obesidad.

La colina actúa para proteger el cerebro de la enfermedad de Alzheimer en al menos dos formas, las cuales se exploran en el nuevo estudio. Primero, reduce los niveles de homocisteína, un aminoácido que puede actuar como una potente neurotoxina, lo que contribuye a las características distintivas del Alzheimer: la neurodegeneración y la formación de placas de amiloide.

Se sabe que la homocisteína duplica el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y se encuentra en niveles elevados en pacientes con Alzheimer. La colina realiza una transformación química, convirtiendo la homocisteína nociva en la metionina química útil.

En segundo lugar, la suplementación con colina reduce la activación de las células de la microglía, responsables de eliminar los residuos en el cerebro. Aunque sus funciones de limpieza son esenciales para la salud cerebral, las células microgliales activadas pueden descontrolarse, como lo hacen normalmente durante el Alzheimer. La sobreactivación de la microglía causa inflamación cerebral y puede conducir a la muerte neuronal. La suplementación con colina reduce la activación de esas células, ofreciendo una mayor protección contra los estragos de la enfermedad.