La biopsia líquida puede predecir el pronóstico del glioblastoma (Clin Cancer Res)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La biopsia líquida, que mide la cantidad de ADN libre de células (cfDNA) en el torrente sanguíneo, es capaz de predecir la forma en que los pacientes progresarán después de que se les diagnostique un glioblastoma, según publican investigadores del Centro de Cáncer Abramson de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) en Clinical Cancer Research.

Son los primeros en mostrar que los pacientes con una mayor concentración de cfDNA (ADN circulante que el cáncer y otras células vierten en la sangre) tienen una supervivencia libre de progresión más corta que pacientes con menos cfDNA, y que los picos de cfDNA en pacientes en el momento o justo antes de que su enfermedad progrese.

"Los médicos han comenzado a usar biopsias líquidas con mayor frecuencia para controlar ciertos tipos de cáncer, particularmente de pulmón, en los últimos años, ya que la investigación ha demostrado su eficacia en otros sitios de enfermedades. Pero hasta ahora, se había centrado poco en la utilidad clínica de la biopsia líquida en tumores del cerebro ", explica la autora principal, Erica L. Carpenter.

Los hallazgos pueden resultar impactantes para los pacientes con glioblastoma. La enfermedad es particularmente agresiva y la tasa de supervivencia a cinco años es de entre cinco y 10%. Así, uno de los desafíos en el tratamiento de glioblastoma es que el análisis de imágenes puede ser una forma inexacta de detectar la progresión de la enfermedad.

Además, los tumores en sí mismos suelen ser heterogéneos, lo que significa que diferentes partes del tumor contienen diferentes mutaciones genéticas, lo que significa que los tratamientos centrados en un solo objetivo son ineficaces o solo parcialmente efectivos.

Otro problema es que tratar de rastrear estas mutaciones con el tiempo puede ser difícil, ya que obtener una nueva muestra de tejido requiere una cirugía cerebral repetida. Si bien a la mayoría de los pacientes se les extirpan quirúrgicamente los tumores después del diagnóstico inicial, los procedimientos adicionales para controlar su enfermedad en el transcurso del tratamiento pueden ser difíciles e invasivos para los pacientes.

Estos problemas son especialmente difíciles en pacientes que experimentan una recurrencia, ya que cuando el glioblastoma regresa, a menudo lo hace con una composición genética muy diferente.

"Si nuestros resultados son validados por otros estudios, significaría que estos pacientes podrían hacerse un análisis de sangre simple que nos daría una evaluación más precisa que la imagen de si su enfermedad ha progresado o no, así como más datos sobre las mutaciones en sus tumores", añade el coautor principal, Stephen J. Bagley.

El estudio incluyó a 42 pacientes con diagnóstico reciente de glioblastoma. Se les hicieron análisis de sangre en el momento del diagnóstico, antes de la cirugía y a intervalos regulares durante su quimioterapia y radiación estándar de atención.

Los 28 pacientes con una concentración más baja de cfDNA antes de la cirugía, definida como cfDNA que estaba por debajo del promedio del grupo total, tenían casi el doble de supervivencia libre de progresión (mediana de 9,5 meses) en comparación con los 14 pacientes con concentraciones más altas (mediana de 4,9 meses).

En un subanálisis de 20 pacientes, la biopsia líquida detectó al menos una mutación en 11 pacientes, y todas esas mutaciones fueron diferentes de lo que se detectó en el análisis de la biopsia de tumor sólido de cada paciente.

Los autores señalan que la detección de mutaciones adicionales es especialmente emocionante, ya que la terapia efectiva para el glioblastoma finalmente requerirá terapias combinadas debido a la heterogeneidad del tumor.

"Si la biopsia líquida puede darnos una visión más completa del perfil molecular del tumor, potencialmente podemos elegir combinaciones más efectivas para cada paciente", añade Bagley.

Los autores afirman que este trabajo genera sobre todo hipótesis, ya que la cohorte de pacientes es relativamente pequeña. Sin embargo, continúan reclutando pacientes y planean realizar un análisis más amplio en el futuro. También planean realizar una secuenciación de ADN tumoral en múltiples muestras diferentes de los tumores resecados de cada paciente para conocer el perfil molecular completo de cada uno.