La Asociación Médica Mundial apuesta por la AP en las enfermedades no transmisibles


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las enfermedades no transmisibles suponen cada vez un mayor gasto de los sistemas de salud, que a su vez, cuentan cada vez con menos recursos, y es por ello que buscar reorientar los sistemas hacia la atención primaria, que pasa por una mayor relevancia de la Atención Primaria, es vital no solo para reducir costes, sino para mejorar la progresión de estas enfermedades.

Este es uno de los temas sobre los que la Asociación Médica Mundial(AMM) quiere poner énfasis de cada a la vísperas de la celebración de su Asamblea Mundial que se celebra esta semana en Reikiavik, Islandia.

En concreto, el discurso del presidente de la AMM, Yoshitake Yokokura, se centra en la mejora de los sistemas de salud sustentados en la Atención Primaria. “En vista del esperado aumento de la demanda de 18 millones más de personal de la salud, principalmente en los países de ingresos bajos y medios en 2030, el fortalecimiento de los sistemas de salud es muy importante para disminuir el creciente coste las enfermedades no transmisibles ”.

Declaración sobre prevención y control

Asimismo,  el presidente de la AMM  quiso centrar su esperanza en la declaración política sobre la prevención y control de estas patologías que se espera sea adoptada con especial énfasis en el fortalecimiento de los sistemas de salud y la relación entre las enfermedades no transmisibles y los determinantes de salud socioeconómicos.

Pese a ello, Yokokura lamentó que dicha declaración no incluya compromisos claros y medibles y expresó la preocupación de la Asociación ante la falta de compromisos y objetivos específicos para la financiación de este tipo de enfermedades.

Por último, desde la AMM se ha lanzado un llamamiento a los Estados miembros de la ONU a aprovechar el impulso de la declaración para establecer objetivos ambiciosos en los países, comprometerse con fondos adicionales para las enfermedades no transmisibles y elaborar políticas y medidas en los planes de acción del país que apoyen a las personas que ya viven con enfermedades crónicas.