La Asamblea General de la ONU se compromete a limitar la publicidad del alcohol y aplicar impuestos a bebidas azucaradas


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Jefes de estado y de Gobierno se han comprometido en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) a adoptar 13 nuevas medidas para combatir las enfermedades no transmisibles (ENT), como la limitación de la publicidad de las bebidas alcohólicas, la prohibición de fumar tabaco en determinados espacios y los impuestos a las bebidas azucaradas.

Las enfermedades no transmisibles, como el cáncer, la diabetes o las cardiopatías, causan en la actualidad 7 de cada 10 defunciones en el mundo, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cada año, fallecen por estas enfermedades 41 millones de personas, entre ellas 15 millones en edad de procrear (entre los 30 y los 69 años de edad), sobre todo en los países en desarrollo. Para la OMS, otro motivo de "preocupación" son las enfermedades y trastornos mentales; por ejemplo, la depresión afecta a 300 millones de personas en todo el mundo.

"Los dirigentes mundiales han adoptado hoy una serie de medidas históricas para combatir las enfermedades no transmisibles. Conjuntamente, estas medidas son una oportunidad histórica para promover la salud, salvar vidas y promover el crecimiento económico", ha asegurado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En la reunión en la ONU, dirigentes de todo el mundo acordaron liderar los esfuerzos para prevenir y tratar las ENT a través de una legislación eficaz y con medidas fiscales para proteger a las personas del tabaco, los alimentos poco saludables y otros productos nocivos. Otros compromisos adquiridos consisten en poner freno a la obesidad infantil, promover la actividad física regular, reducir la contaminación del aire y mejorar la salud y el bienestar mental.

Su pacto incluye la aplicación de una serie de políticas recomendadas por la OMS, que abarcan campañas de educación y concienciación pública para promover estilos de vida saludables, la vacunación contra la infección por los virus del papiloma humano y el tratamiento de la hipertensión arterial y la diabetes.

La OMS estima que aplicar todas estas políticas conducirá a un crecimiento económico equivalente a 300.000 millones de euros en países de ingresos medianos y bajos de aquí a 2030.

En la declaración política, también se hace un llamamiento a la industria agroalimentaria para que adopte varias medidas, incluidas la reformulación de productos para reducir su contenido en sal, azúcares libres, grasas saturadas y grasas trans de producción industrial; el etiquetado nutricional de los alimentos envasados para informar a los consumidores, y la limitación de la comercialización de alimentos y bebidas poco saludables para los niños.