La aplicación que ayuda a superar el cansancio en los pacientes con cáncer.


  • Médicos e Internet
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Se llama originalmente “Untire: Beating cancer fatigue”. La empresa de desarrollo que la ha creado es Tired of Cancer y tiene origen holandés. Es el fruto de unos cuantos años de desarrollo técnico en el que han participado, junto con los programadores, equipos de investigadores y especialistas en cáncer, especialmente en el área de la psico-oncología. Su finalidad: ayudar a los pacientes con cáncer a enfrentarse a su fatiga, la que proviene de la enfermedad (en sus vertientes somáticas y psicológicas) o de los efectos consecutivos a los tratamientos.

De momento la aplicación suma decenas de miles de descargas, y mantiene un número relevante de usuarios activos, que según los demográficos de registro son en su mayoría mujeres mayores de 45 años. Ha sido recomendada por algunas asociaciones internacionales de pacientes, como la de enfermos de linfoma, que también contribuyen con sus comentarios a las mejoras de las sucesivas versiones.

La aplicación fue promovida por un psicólogo que había trabajado durante más de treinta años con pacientes de cáncer, llamado Bram Kuiper. Junto a su colega Door Vonk se decidió a buscar una alternativa al problema de la fatiga que experimentan estos pacientes pero también a la limitación de los recursos de ayuda que se disponen en los servicios de salud occidentales. Desde el año  2017 la aplicación está disponible para los sistemas de Apple y Android.

La aplicación se ha concebido bajo un modelo de fomento de la autogestión en el paciente. Mediante una metodología ya experimentada previamente se quiere generar un impacto positivo en la vida de muchos de ellos. Está basada principalmente en las técnicas de la terapia cognitiva conductual, y se orienta a mejorar de manera pautada las actividades físicas y los ejercicios de reducción del estrés. Semanalmente se realiza una medición (evaluación) relativa  a los niveles percibidos de fatiga y estado de ánimo, y de esa manera se pueden evaluar los progresos que se constatan en el usuario y reprogramar su alcance.

Desde su pantalla central, Untire permite establecer objetivos de pequeño alcance tanto en relación con la actividad física habitual y cotidiana como en relación con la que se programa a modo de ejercicio, valorar el progreso acumulado, y finalmente acceder a un espacio de recursos educativos adaptados a cada caso. La interfaz gráfica de todo ello es verdaderamente notable, agradable y de fácil utilización.

El mensaje que proyecta es, básicamente, que cada paciente puede adaptarse a su propio ritmo dentro de la aplicación, crear rutinas particularizadas, y que lo importante para usar la app es la posibilidad de programar por cada cual su propio ritmo y niveles de progresión. Existen unos planes preconfigurados pero que se pueden organizar en función de la información del usuario, el tipo de cáncer, los años de evolución, etc. Según sus desarrolladores, el campo de la personalización es precisamente el que más están trabajando para las posteriores versiones.

La aplicación cuenta con la aportación de varias universidades europeas y está desarrollando actualmente un ensayo controlado aleatorio en el MD Anderson Cancer Center de Houston, para medir su efectividad y los niveles de mejora que muestran los enfermos que la utilizan. Además, varios hospitales británicos la incluyen ya entre sus recursos disponibles para los pacientes.

De acuerdo con sus promotores, se ha demostrado que algunas determinadas intervenciones conductuales reducen la fatiga y disminuyen el impacto de ésta en la calidad de vida de los pacientes afectados de cáncer. Ejemplos de esto son la terapia cognitiva conductual o el entrenamiento con ejercicios programados. Se pueden lograr efectos significativos si estas intervenciones se dirigen a aquellos enfermos que están significativamente fatigados pero que mantienen posibilidades de desarrollar este tipo de ejercicios.

El problema era que al ser intervenciones muy particularizadas, este tipo de recursos no llegaban a una gran parte de los pacientes mediante las vías tradicionales, presenciales, de las unidades de apoyo a los pacientes, que además requieren la participación directa de los profesionales con los correspondientes costes. Crear una app sirve, entre otras cosas, para extender las oportunidades gracias a la difusión más amplia que puede alcanzar, y no parece imposible integrar en este tipo de tecnologías aquellas técnicas que hayan resultado previamente favorables a los pacientes.

A futuro, existe la intención de convertir Untire en un programa personalizado multiplataforma, abundando en la idea de su versatilidad para los distintos tipos de pacientes. También se plantean incorporar chatbots que sirvan de apoyo conversacional para algunos casos.

Sus autores, al ser preguntados sobre el futuro que presagian para este tipo de tecnologías móviles en el área del apoyo al paciente con cáncer, afirman que  “Estamos convencidos de que esto se convertirá en la regla y no en la excepción. Cada vez más los pacientes tendrán el control de su propia salud y enfermedad. La asistencia sanitaria ha de evolucionar bajo la influencia del aumento de la demanda, las restricciones económicas y la escasez de profesionales. Por eso hay que abrir paso a nuevas ideas y terapias innovadoras".