La AP gallega ha contado hasta con el 50% menos de facultativos este verano, según CESM


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Listas de espera de hasta 13 días en algunos centros de salud, tiempos de espera de hasta tres horas para ser atendidos los pacientes y una sobrecarga de trabajo insoportable, esa es la situación que el sindicato CESM denuncia que se ha vivido en la Sanidad gallega este pasado verano. De hecho denuncian que en Atención Primaria se ha llegado “en algunos casos a reducirse hasta el 50 por ciento el número de facultativos”.

Una situación que no solo ha afectado a todos los niveles sanitarios. Según CESM, este recorte en el primer nivel asistencia, “desemboca, además, en una sobrecarga de las urgencias hospitalarias, a las que el paciente acude en busca de una solución a problemas banales, o para ser atendidos de sus procesos crónicos que deberían poder resolver los médicos de cabecera, si no fuera porque les resulta imposible por el exceso de trabajo que acumulan en Atención Primaria”.

El problema de fondo, según CESM es “frente al refuerzo necesario en época de verano” en las zonas de afluencia turística como la costa o Santiago, el Sergas, “en lugar de planificar y gestionar las vacaciones de los facultativos para cubrir esas ausencias,  se opta por recurrir a las intersustituciones y prolongación de jornada de quienes ya de por sí están saturados con agendas interminables”.

Medidas urgentes

Por todo ello, CESM acusa al Sergas de falta de planificación y previsión, puesto que, ha incidido, “esta situación se repite todos los años sin que traten de poner solución al problema” y, además, “se pone en evidencia el fracaso del Plan de Atención Primaria aprobado el pasado mes de mayo, al menos en lo referente al personal facultativo”, sostienen.

Ante esta situación, esta central sindical exige a la Xunta “que pase de las buenas palabras y de los gestos a la acción, para dar una solución definitiva a un problema que se repite cada vez que llega un periodo vacacional”. Todo ello teniendo en cuenta además que la campaña de la gripe está cada vez más cerca, y que el Sergas aún está a tiempo de evitar repetir esta misma experiencia.

CESM anuncia que, de no tomarse medidas “con carácter inmediato para resolver la situación que atraviesa la Atención Primaria” en Galicia desde hace más de una década, no descartan acudir a las movilizaciones para hacer reaccionar de una vez por todas al Ejecutivo.