La alergia severa al cacahuete podría ser una reacción intestinal (Sci Immunol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo estudio realizado sobre una muestra de 19 personas con alergia al cacahuete ha encontrado una gran cantidad de anticuerpos inmunoglobulina E (IgE) que provocan alergia en el intestino, lo que proporciona una valiosa información sobre los mecanismos de las alergias severas al cacahuete y otros alimentos.

El estudio, publicado en Science Immunology, examinó muestras de linfocitos B productores de IgE en el tejido intestinal de participantes que comenzaron un ensayo clínico para inmunoterapia oral con proteína de cacahuete.

Los investigadores concluyeron que los linfocitos B productores de anticuerpos en el intestino pueden cambiar la producción de tipos inofensivos de anticuerpos dirigidos contra el cacahuete a IgE, a través de un proceso conocido como recombinación de cambio de clase (RCC).

Los resultados sugieren que la prevención dirigida de la RCC en el intestino puede ser un enfoque de tratamiento prometedor. Además, al definir y localizar más tipos de anticuerpos IgE específicos para otros alimentos que inducen alergias, como mariscos y nueces, los autores afirman que los científicos podrían rastrear mejor las respuestas de los pacientes a los tratamientos para estos tipos de alergia.

Las reacciones a la alergia alimentaria varían ampliamente, desde una inflamación leve hasta anafilaxia potencialmente mortal, dependiendo de qué tipo de anticuerpo se una al antígeno alimentario. Por ejemplo, cuando la IgG se une a las proteínas de cacahuete es inofensiva, pero la unión con IgE puede inducir anafilaxia.

Pocos estudios han examinado los linfocitos B productores de IgE en tejidos de pacientes con alergia alimentaria, en parte porque tomar muestras de estos tejidos es difícil y la IgE tiene una vida muy breve.

En esta ocasión, explorando las biopsias de rutina de 19 pacientes antes de que comenzaran el tratamiento de inmunoterapia oral con proteína de cacahuete, los investigadores secuenciaron genes de anticuerpos de células plasmáticas de linaje B en el estómago, el duodeno y el esófago.

Descubrieron que las células plasmáticas productoras de IgE abundaban en el estómago y el duodeno. Muchos pacientes compartían secuencias similares de ADN de IgE reactivas con cacahuete, lo que sugiere que los sistemas inmunes de diferentes individuos reconocen las proteínas de cacahuete de manera similar.

Comprobaron también que varias secuencias codificadoras de IgE eran compartidas por otros anticuerpos en los mismos tejidos intestinales, lo que sugiere que las células plasmáticas en el entorno intestinal se someten a RCC para producir IgE.