La Agencia Europea del Medicamento no encuentra evidencias de daño renal con el uso de remdesivir para la COVID-19

  • Dawn O'Shea

  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una investigación llevada a cabo por la Agencia Europea del Medicamento (EMA),tras recibir una alerta de daño renal agudo en algunos pacientes, ha concluido que el antiviral Veklury (remdesivir) no se asocia con daño renal en pacientes con COVID-19.

El Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC) ha estudiado toda la información disponible y ha concluido que no hay evidencias que sugieran que estos daños renales estén relacionados con el uso del remdesivir.

Sin embargo, el remdesivir continúa bajo vigilancia después de la notificación de la aparición de once casos de bradicardia sinusal en Italia. 

El PRAC ha solicitado una investigación a fondo de los datos disponibles. Desde la EMA se ha informado de que todavía se desconoce si existe una relación causal. 

En un comunicado la EMA ha aclarado que se seguirán evaluando los riesgos de daño renal y bradicardia a través de informes periódicos de seguridad actualizados.

El remdesivir ha recibido la autorización de uso de emergencia para el tratamiento de la COVID-19 en adultos y niños mayores de 12 años con neumonía que requieran aporte de oxígeno. La compañía debe enviar a la EMA regularmente informes de seguridad. Estos informes son evaluados por el PRAC y en caso de aparición de dudas se investiga más a fondo.