La Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición destaca la importancia de la dieta mediterránea en la Cumbre del Clima


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición (AESAN) ha organizado diversas actividades con motivo de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que estos días se celebra en Madrid, en las que destaca la importancia que tienen las dietas sanas, especialmente la mediterránea, en la sostenibilidad del planeta.

Tal como recuerda el organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, los sistemas alimentarios contribuyen al cambio climático pero, también, pueden verse afectados por el mismo, especialmente en lo relacionado con la seguridad alimentaria.

"El impacto de la producción de alimentos en el cambio climático está cuantificado y mantener el ritmo actual se sabe que es insostenible", indica la AESAN, para informar de que en Europa la producción de alimentos utiliza el 48% de la tierra cultivable, consumiendo reservas de agua dulce y energía y, solo a nivel agrícola, contribuye al 11% de las emisiones de gases con efecto invernadero.

Además, apunta que el cambio climático tiene efectos directos e indirectos en los riesgos de seguridad alimentaria presentes en las diversas etapas de la cadena alimentaria. Concretamente, el organismo se refiere a los efectos relacionados con el clima, como son el aumento de las temperaturas, los cambios en los regímenes de lluvias, el estrés ocasionado por la sequía y los fenómenos meteorológicos extremos.

Son situaciones que incrementan los riesgos de contaminación alimentaria y la incidencia de las enfermedades transmitidas por los alimentos y, por ello, la aparición de riesgos emergentes en seguridad alimentaria, frente a los que debemos estar preparados.

Todo esto se trató en la jornada sobre 'La seguridad alimentaria en España', celebrada en el Ministerio de Sanidad, donde se recordó que el sistema de seguridad alimentaria español, como en el resto de la Unión Europea, es uno de los mejores del mundo.

"La salud de nuestros ciudadanos está protegida, a un nivel muy elevado, de los posibles riesgos presentes en los alimentos mediante la actuación coordinada y rigurosa de las autoridades competentes de las comunidades autónomas y de la Administración General del Estado, junto con las empresas alimentarias", asevera la AESAN.

No obstante, avisa de que ningún sistema puede evitar que, en momentos puntuales, surjan incidentes que tengan repercusión en la salud pública, algunos de naturaleza grave y que precisan de un mayor esfuerzo de colaboración, incluso con actores externos al sistema de seguridad alimentaria.

"Nunca hemos tenido mejores niveles de seguridad alimentaria, pero la percepción de esto por parte de la ciudadanía no siempre es la deseada y puede cambiar a peor por culpa de estos incidentes graves para la salud o por una mala comunicación de los mismos. Esto provoca dudas sobre la fiabilidad del sistema y genera que se subestimen los recursos que las administraciones públicas y las empresas ponen al servicio de la seguridad", argumenta la agencia

Por ello, aboga por hacer un esfuerzo para comunicar la seguridad alimentaria a todos los actores implicados en ella como son las administraciones, sector empresarial y, por supuesto, a los ciudadanos, cuya salud es el objetivo fundamental de todas las acciones del sistema de seguridad alimentaria.