La AEPap ve necesarias mejoras en las condiciones de trabajo del pediatra de Primaria


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Al finalizar este 2019, la Junta directiva de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) cumplirá cuatro años de ciclo, y por ello han querido hacer un balance de los retos alcanzados y de las metas por conseguir. Comenzando por la parte positiva, la AEPap reconoce al Ministerio de Sanidad su compromiso con la Atención Primaria y con la Pediatría de Atención Primaria. De esta forma, destacan medidas la revisión de  los criterios de acreditación de las unidades docentes, pero sobre todo la creación de un mayor número de plazas MIR, en concreto,  el que se hayan aprobado un 11 por ciento más de plazas que el año anterior para formarse en la especialidad de Pediatría.

En la misma línea valoran la creación del Marco Estratégico de modernización y la reciente inauguración de la Oficina Ejecutiva para el Marco Estratégico de la Atención Primaria y Comunitaria, lo que evidencia un apoyo real  y fehaciente del Ministerio de Sanidad con el primer nivel asistencial. Igualmente, recordaban que las reuniones mantenidas con  los diferentes grupos parlamentarios, se han materializado en cinco Proposiciones No de Ley en defensa de la Pediatría de Atención Primaria.

Retos por alcanzar

Pese a todo ello, la AEPap sigue viendo necesarias mejoras sustanciales en las condiciones de trabajo del pediatra de Primaria. En concreto, la AEPap considera que sigue  siendo necesario un mayor presupuesto en Atención Primaria para obtener mejoras en los contratos, cupos, plantillas, conciliación, honorarios, suplentes y otras condiciones laborales fundamentales para los pediatras y médicos de familia en los centros de salud.

Por ello insisten en que “cuidar más y mejor la salud de la infancia y de la adolescencia es una prioridad en los países desarrollados y ha sido nuestra misión en los últimos cuatro años”. Así, recuerdan que quedan problemas acuciantes, ya que “el número de niños sin pediatra en el entorno rural es alarmante”. De esta forma concluyen que ahora es “responsabilidad de los gestores sanitarios autonómicos dirigir los destinos de los residentes hacia el primer nivel asistencial o todo este trabajo realizado desde las instituciones estatales, sociedades científicas, foros, medios de comunicación y ciudadanos para salvar la Pediatría de Atención Primaria podría ser inútil”.