La AEP trabaja en el abordaje de los nuevos problemas de salud de los adolescentes


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los cambios sociales impactan en nuevos problemas de salud en los pacientes, especialmente en una población tan susceptible e influenciable como son los adolescentes. Teniendo en cuenta estas realidades, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha puesto en marcha el proyecto PROMESA. Una iniciativa que pretende  la sensibilización en la responsabilidad de todos los agentes implicados (administración, educadores, familias, pediatras y profesionales sanitarios, en general) sobre los comportamientos y situaciones de riesgo frecuentes en este grupo de población.

Como explica Mª José Mellado, presidenta de la AEP, las consecuencias de estos cambios de conducta y hábitos no se hacen esperar, y estamos asistiendo ya a un incremento de la obesidad infantil, aumento de las enfermedades de transmisión sexual entre adolescentes, embarazos no deseados, y al deterioro de las relaciones intrafamiliares, entre otros problemas. En años próximos, tendremos una población de jóvenes con problemas de salud derivados del abuso de alcohol, tabaco y drogas; pero además no podemos minimizar, la relación directa que tendrán estos hábitos con problemas psicosociales, como son la violencia en sus relaciones, el fracaso escolar o la falta de un proyecto de futuro”.

En concreto, algunos de los temas a tratar en la campaña serán el consumo de tóxicos, uso de nuevas tecnologías, la protección en las relaciones sexuales, la dieta equilibrada y el ejercicio, el fracaso escolar, el respeto a iguales, familia y sociedad, o el cuidado del medioambiente, entre otros.

Los hábitos de salud de los adolescentes

De manera paralela, la AEP, a través de su Comité de Promoción de la Salud, y en colaboración con La Caixa, ha puesto en marcha una encuesta para conocer de primera mano los hábitos de salud de los adolescentes, así como la percepción que tienen de los mismos y las razones por las cuales eligen un hábito determinado.

Por último, Entre los objetivos de esta iniciativa, además de la mejora de hábitos de vida desde todos los ámbitos (alimentación, estado físico, psicológico y social…), está facilitar herramientas para que los chicos tomen decisiones sobre su salud, evidenciar la disponibilidad de los pediatras como referentes sanitarios conocidos a los que pueden acudir en caso de necesidad o duda. “Se trata, en definitiva, de buscar la manera de que la salud les importe y forme parte de sus intereses”, concluye la presidente de la AEP.