La AEP se posiciona sobre el cambio en la vacuna del meningococo


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Recientemente, la Comisión de Salud Pública (órgano dependiente del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, integrada por los directores generales de Salud Pública de las comunidades) ha tomado la decisión de incluir la vacunación antimeningocócica ACWY a los 12 años, con rescate a los 13-18 años, y no en otras edades. En concreto, se ha decidido cambiar la dosis de los 12 años por la vacunación  del meningococo ACWY y vacunar a todos los adolescentes de 13 a 18 años inclusive en un periodo de 2-3 años, para que así todas las personas de entre 12 y 18 años estén, en este plazo, inmunizadas frente a estos microorganismos y se produzca un efecto de protección comunitaria del resto de personas de otras edades no vacunadas. Se trata de un cambio que debe estar implantado antes del fin de 2020.

Ante esta información, la Asociación Española de Atención Primaria (AEP) ha informado de que este es un intervalo de tiempo demasiado prolongado, lo que, unido al posible retraso para iniciar el cambio de vacuna en algunas comunidades autónomas, dará lugar a que el objetivo final de inmunización en este grupo de edad tarde en conseguirse hasta 4-5 años. Asimismo, desde la AEP han insistido en la recomendación de la vacunación a los 12 meses. Incluso se valora si, después de la previsible modificación en las próximas semanas de la ficha técnica de una de las vacunas, recomendar la vacunación a los 6 meses de edad. Por tanto, la AEP discrepa de la decisión del  Ministerio de no vacunar a los 12 meses.

Por otra parte, la AEP  sí se ha mostrado de acuerdo con la decisión de vacunar con MenACWY a los 12 años con un rescate a los 13-18 años, tal y como aparece en sus recomendaciones de vacunación del 1 de enero de 2019.

La no inclusión de la vacunación antimeningocócica B

En esta misma reunión, la Comisión de Salud Pública decidía no incluir en el calendario vacunal la vacunación frente a meningococo B en la infancia. Para ello argumentaban que “teniendo en cuenta la situación epidemiológica actual, junto con la información disponible sobre la vacuna, que muestra una corta duración de la protección tras la vacunación, ausencia de protección en la población no vacunada, falta de datos de efectividad y alta reactogenicidad cuando se administra junto a las vacunas del calendario en la etapa infantil”.

A este respecto, la Asociación Española de Pediatría  ha mostrado su desacuerdo con la decisión tomada y estima que las razones aducidas no están fundamentadas. En concreto, la sociedad recomienda la vacunación sistemática de todos los lactantes desde los 2-3 meses de edad. Para el resto de las edades pediátricas, incluyendo la adolescencia, se aboga por el uso de cualquiera de las dos vacunas disponibles frente al meningococo B según la edad, realizando una recomendación de tipo individual.