La ACS publica unas nuevas directrices para el cribado del cáncer colorrectal

  • Wolf AMD & al.
  • CA Cancer J Clin
  • 30 may. 2018

  • Oncology guidelines update
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS, American Cancer Society) ha publicado una actualización de las directrices sobre el diagnóstico y el tratamiento del cáncer colorrectal (CCR) en los adultos con riesgo medio, incluida la recomendación de comenzar el cribado de esta población a los 45 años de edad y cuándo es el momento de suspender tal cribado.

Por qué es importante

  • Algunos estudios han producido nuevas pruebas sobre el riesgo de CCR, el cribado y el rendimiento de varias modalidades de cribado desde que se actualizaron las directrices de la ACS por última vez, en 2008.

Recomendaciones clave

  • Todos los adultos con riesgo medio deberían comenzar el cribado del CCR a los 45 años de edad y el cribado debería continuar en los adultos con buena salud hasta los 75 años de edad.
  • Las opciones de prueba recomendadas para el cribado del CCR son el análisis de las heces mediante inmunoquímica o la prueba de sangre oculta en las heces con guayacol de gran sensibilidad cada año, la prueba multidiana de ADN en heces cada 3 años, la colonoscopia cada 10 años, la colonografía por TAC cada 5 años y la sigmoidoscopia flexible cada 5 años.
  • El enema de bario con doble contraste ya no se considera una opción de cribado aceptable.
  • Los intervalos de cribado recomendados no se han cambiado.
  • Los médicos deberían individualizar las decisiones de cribado del CCR en el caso de las personas con entre 76 y 85 años de edad, basándose en las preferencias de los pacientes, la esperanza de vida, el estado de salud y los antecedentes de cribado anteriores.
  • Se desaconseja el cribado después de los 85 años de edad.
  • Las directrices subrayan la importancia de la elección del paciente en la modalidad de cribado.
  • No se da ninguna recomendación relativa al cribado de los pacientes con aumento del riesgo de CCR o con riesgo elevado de CCR.