Kidney Week 2019 — El patirómero permite que más pacientes con enfermedad renal crónica continúen usando espironolactona


  • Marielle Fares, Pharm.D.
  • Conference Reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En un análisis por subgrupos del ensayo AMBER se mostró que el patirómero permitía que más personas con enfermedad renal crónica e hipertensión resistente (HTR) continuaran el tratamiento con espironolactona en subgrupos de pacientes con niveles de la tasa de filtración glomerular (TFG) superiores o inferiores a 30 ml/minuto/1,73 m2.

Por qué es importante

  • La espironolactona es eficaz en la reducción de la PA en la HTR, pero su uso está limitado por los efectos secundarios de la hiperpotasemia.

Diseño del estudio

  • Se trata de un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en adultos con TFG estimada (TFGe) de entre 25 y 45 ml/minuto/1,73 m2 e HTR no controlada.
  • Se aleatorizó a los pacientes (n = 295) en una proporción 1:1 a recibir una dosis de 8,4 g de placebo o patirómero con 25 mg de espironolactona una vez al día.
  • El criterio de valoración principal fue la diferencia entre los grupos en la semana 12 en el porcentaje de pacientes que recibían espironolactona, que se evaluaron en subgrupos especificados previamente con TFGe 2.

Resultados clave

  • El patirómero permitió el uso más persistente de la espironolactona en los pacientes con HTR con TFGe de 25 a ≤45 ml/minuto/1,73 m2, independientemente de que la TFGe inicial fuera 2.
  • En comparación con el placebo, un número significativamente mayor de los pacientes que recibieron tratamiento con patirómero continuaba recibiendo espironolactona en la semana 12 en ambos subgrupos.
  • La diferencia entre los tratamientos entre los grupos fue del 28,5 % para los pacientes con TFGe 2 (p = 0,0158) y del 16,8 % (p = 0,0033) en el caso de los pacientes con TFGe >30 ml/minuto/1,73 m2; p = 0,46 en cuanto a la interacción entre los subgrupos.
  • Con patirómero se produjeron acontecimientos adversos (AA) en el 63 % del subgrupo con TFGe 30; los grupos que recibieron placebo presentaron una tasa de AA similar.