KDIGO publica sus directrices de 2018 sobre el VHC en la ERC

  • Jadoul M & al.
  • Kidney Int
  • 1 oct. 2018

  • de Yael Waknine
  • Resúmenes Clínicos Univadis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Las nuevas directrices de 2018 del grupo Enfermedad renal: mejora de los resultados internacionales (Kidney Disease: Improving Global Outcomes, KDIGO) sobre la hepatitis C en la enfermedad renal crónica (ERC) actualizan las recomendaciones de 2008 en respuesta a la llegada de los antivíricos de acción directa (AAD).

Puntos clave

  • Se debe examinar a todos los pacientes para el VHC en la evaluación inicial de la ERC, en el inicio de la diálisis y durante el estudio para el trasplante renal, preferentemente con un inmunoanálisis seguido del análisis de ácidos nucleicos (TAAN), si es positivo.
  • Debe repetirse cada 6 meses a los pacientes sometidos a hemodiálisis en los centros.
  • Se deben comprobar los niveles de alanina aminotransferasa (ALT) al inicio de la hemodiálisis y de forma mensual a partir de entonces.
  • Es preciso evaluar a todos los pacientes con ERC que sean VHC+ para determinar si necesitan tratamiento antivírico; los regímenes basados en AAD deben seleccionarse en función del genotipo/subtipo del VHC, del historial de tratamiento, de las interacciones farmacológicas, de la tasa de filtración glomerular (TFG), de la fibrosis hepática, de la idoneidad para trasplante hepático y de las enfermedades concomitantes.
    • El tratamiento con AAD está indicado con una TFG (en ml/min/1,73 m2) ≥30.
    • Los regímes de AAD sin ribavirina están indicados cuando la TFG 
  • Es necesario evaluar a todos los receptores de trasplante de riñón (RTR) con VHC+ para un tratamiento con regímenes basado en AAD. Se deberán tener en cuenta las interacciones farmacológicas con los inmunodepresores.
    • Se tienen que controlar los niveles de los inhibidores de la calcineurina durante o después del tratamiento.
  • Los gráficos y diagramas de flujo recomiendan los regímenes en función al estado renal y al subtipo del VHC.
  • Las directrices también incluyen:
    • El tratamiento del VHC antes y después de un trasplante de riñón.
    • El uso de órganos VHC+.
    • La prevención de la transmisión del VHC en las unidades de hemodiálisis.
    • El diagnóstico/tratamiento de las enfermedades renales relacionadas con el VHC.