Jóvenes con autismo pidieron en el Congreso profesionales formados y entornos inclusivos adaptados a sus fortalezas


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Jóvenes con Trastorno del Espectro Autista (TEA) celebraron el martes en el Congreso de los Diputados el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, en un acto en el que aprovecharon para pedir a los políticos ayudas para ellos y sus familias, con profesionales más formados y entornos adaptados a sus fortalezas.

"Que se escuche nuestra voz, que tengan en cuenta que las personas con autismo son una parte activa de una sociedad más inclusiva", señaló Mikel, uno de los protagonistas de la jornada. Carlos, por su parte, reclamó "leyes que faciliten el acceso a un empleo" de personas con TEA y que las empresas den la oportunidad a este colectivo para "demostrar que, con los apoyos necesarios, pueden hacer un buen trabajo".

Para Jaime es prioritario que los profesionales sanitarios y aquellos sectores con los que tienen relación, como los profesores, tengan una mayor formación en este trastorno y reclama medidas de accesibilidad universal que permitan "comprender mejor el entorno" y "ser más autónomos" a las personas con TEA. "Que los entornos estén adaptados a nuestras fortalezas", apuntó.

Adrián, por su parte, confesó que le gustaría vivir de forma autónoma y disponer de los apoyos que pueda necesitar para ello, mientras que Esperanza ha señalado que estas ayudas deben estar presentes en todas las etapas de la vida, incluido el envejecimiento, para poder tomar decisiones sobre su propia vida y teniendo en cuenta sus propios intereses y metas.

En nombre de las familias de personas con TEA habló en el acto Lucía Molina, una niña con un hermano con este trastorno. En su intervención dijo que la gente le mira raro cuando dice que su hermano tiene autismo porque no se conoce a este colectivo y, esa falta de conocimiento, la sufren las familias cuando conocen el diagnóstico, ha explicado.

Todas estas peticiones se incluyen en los 12 puntos que la Confederación Autismo España y la Confederación Española del Autismo FESPAU -organizadoras de este acto- han redactado como reclamaciones urgentes para que los partidos las incluyan en sus programas de las elecciones generales del 28 de abril.

La elaboración de un Plan de Acción de la Estrategia Española de TEA o tener las garantías sanitarias para una detección precoz y atención temprana del trastorno, son otras de las reivindicaciones del colectivo.

Precisamente, sobre la atención a los pacientes con TEA ha hablado la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quien se refirió a su etapa como médico y como directora del Servicio Gallego de Salud para indicar que, aunque se ha mejorado mucho, se tiende a meter todas las ayudas y atenciones en un cajón de sastre, cuando "no hay dos niños con el mismo trastorno".

En este sentido, habló de la necesidad de concienciar, una labor que, ha destacado, realizan las organizaciones y que los poderes públicos deben mejorar realizando un trabajo administrativo multidisciplinar y multiinstitucional.

Aún así, valoró la labor realizada por el Parlamento en la última legislatura. Así, ha recordado que la Comisión de Discapacidad ha adquirido carácter legislativo, lo que, a su juicio, sitúa a este colectivo en la agenda política, además de conseguir aprobar una reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) que permite el acceso a su derecho a voto a todas las personas con discapacidad.

El discurso de la presidenta se ganó el abrazo de Chechu Molina, uno de los niños con TEA presentes en la celebración y responsable de conducir el acto.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, declaró que son muchos los retos que presentan las personas con TEA y ha apuntado que las instituciones tienen que ser capaces de incluirlos.

Carcedo comentó que el potencial de estas personas "depende de que sus necesidades sean reconocidas y atendidas cuanto antes", por ello, subrayó la importancia de la detección precoz y la atención temprana, dos aspectos que, ha reconocido, son asignaturas pendientes.

"Desde Ministerio nos estamos implicando en trabajar con la sociedad civil y contar con expertos y las experiencias de comunidades autónomas que han tenido iniciativas positivas", declaró. Además, se comprometió a trabajar en la atención a las personas con TEA en la etapa adulta, con un sistema educativo que detecte sus habilidades y les permita el acceso empleo y a una vida independiente.