Investigadores españoles estudian si la microbiota vaginal protege frente al cáncer cervical


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La epidemióloga de la Fundación Fisabio María José López Espinosa ha recibido una ayuda de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) para poner en marcha una investigación innovadora sobre el papel que desempeña la microbiota vaginal frente a la infección por los virus del papiloma humano (VPH) y el cáncer cervical, informa la entidad en un comunicado.

La microbiota vaginal son los microorganismos (bacterias, hongos, virus) que habitan la vagina. Cuando está equilibrada es una barrera eficaz contra las infecciones. Sin embargo, se desconoce si una microbiota sana podría proteger contra la infección por virus oncogénicos del papiloma humano.

De ahí que el objetivo principal del proyecto sea estudiar, por primera vez en España, el posible efecto protector de la microbiota vaginal contra la infección por el VPH.

Se han identificado más de 150 tipos diferentes de VPH, algunos asociados a lesiones benignas como las verrugas y unos pocos capaces de provocar distintos cánceres. En esta última categoría, la infección crónica por VPH es la principal causa del cáncer de cérvix.

La infección por estos virus es una importante enfermedad de transmisión sexual y la gran mayoría de mujeres sexualmente activas se infecta a lo largo de su vida. Un porcentaje de esas mujeres no logra eliminar la infección y desarrolla finalmente cáncer de cérvix.

A día de hoy se desconoce por qué se cronifica la infección en ese grupo de mujeres. El estudio, que durará dos años y se llevará a cabo en mujeres de Valencia con una edad a partir de 45 años, tratará de arrojar luz sobre esa cuestión.

El hecho de que sea una investigación centrada en mujeres cercanas a la menopausia, etapa de la vida insuficientemente representada en la investigación biomédica hasta la fecha, es una de las dos singularidades del proyecto. La otra es que analiza de forma conjunta la microbiota y los virus oncogénicos del papiloma humano. Estas dos circunstancias lo convierten en un estudio pionero en España, y lo han hecho merecedor de una Ayuda Semilla de la AECC para proyectos innovadores.