Investigadores del CSIC participan en el desarrollo de una vacuna frente al VIH (Lancet HIV)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) están colaborando en una investigación internacional que trabaja en una vacuna contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que ya ha pasado la fase del ensayo de seguridad y respuesta inmunitaria con un centenar de pacientes.

Este nuevo prototipo de vacuna, desarrollada a partir de la combinación de tres inmunógenos, está listo para pasar a las fases II y III de investigación clínica. El estudio, que se publica en The Lancet HIV, cuenta con la participación del CSIC liderada por el grupo del investigador Mariano Esteban, del Centro Nacional de Biotecnología (CNB).

El grupo es el responsable de uno de los tres inmunógenos utilizados, el vector NYVAC. "Esta combinación acelera la activación de la respuesta inmune específica en los individuos vacunados, lo que es importante para conseguir protección. Estos procesos de inmunización son muy relevantes para futuros ensayos de eficacia contra el VIH en países con un alto índice de infección", explica Esteban.

En este proyecto internacional colaboran la Fundación Bill y Melinda Gates e investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos. El resultado de esta fase del ensayo clínico 1b, realizado en Suiza con 96 voluntarios, muestra la evolución de los vacunados, midiendo parámetros que correlacionan con seguridad, respuesta inmunológica y protección.

Este estudio ha demostrado que los procesos de vacunación son seguros y producen respuestas inmunes específicas de forma rápida frente al VIH, con altos niveles de anticuerpos neutralizantes de VIH, de amplio espectro de acción contra distintos subtipos del VIH.

Actualmente solo hay tres ensayos clínicos en Sudáfrica que han llegado a la fase clínica 2b, que evalúa la eficacia de las vacunas generadas, y ninguno de ellos incluye esta nueva combinación de inmunógenos. De ahí, señalan, "la importancia de los resultados obtenidos en este nuevo ensayo clínico".