INHSU 2018—Tratamiento de la infección por el VHC en consumidores de drogas por vía parenteral


  • Maria Joao Almeida
  • HCV Conference Reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Se ha demostrado que el tratamiento de la hepatitis C es seguro y eficaz en los consumidores de drogas por vía parenteral (CDVP), con un aumento de la calidad de vida tras la respuesta virológica sostenida (RVS).

Por qué es importante

  • Los CDVP constituyen una población prioritaria para la ampliación de las pruebas del VHC, la conexión con la atención sanitaria y el tratamiento, dada la elevada carga de la infección por el VHC en esta población [1].
  • Existen restricciones para el reembolso de los antivirales de acción directa (AAD) para las personas que consumen drogas actualmente en Estados Unidos y Europa [1].
  • La reinfección y la adhesión al tratamiento se consideran las preocupaciones más importantes entre los médicos [2].
  • Existen seis millones de CDVP a los que no se trata [3].
  • Es necesario curar la infección por el VHC para prevenir las complicaciones de las enfermedades hepáticas y extrahepáticas relacionadas con el VHC, tales como necroinflamación hepática, fibrosis, cirrosis, descompensación de la cirrosis, carcinoma hepatocelular y muerte [4].
  • Es importante desarrollar medidas comunicadas por el paciente para los CDVP que reciben tratamiento con AAD [5].

Resultados clave

  • En condiciones de ensayos clínicos, se pueden alcanzar tasas de RVS12 superiores al 90 % con los tratamientos orales bien tolerados y sencillos actualmente disponibles dirigidos contra la infección por el VHC, siempre que los pacientes sean capaces de realizar el tratamiento y el seguimiento y que el tratamiento iniciado pueda mantenerse [3].
  • El tratamiento social entre los CDVP solo se conseguirá si se utilizan los sistemas sanitarios como agentes de cambio social [3].
  • La curación de la infección por el VHC mejora la calidad de vida, elimina la estigmatización y previene la transmisión posterior del VHC [3].
  • Las medidas notificadas por el paciente podrían ser aún más importantes para los grupos de pacientes que suelen experimentar marginación y un menor protagonismo en la sociedad [3].
  • Se requiere una implicación cuidadosa con los clientes vulnerables, quienes deben determinar la elección/lógica de la atención sanitaria [3].

Limitaciones

  • Se requieren estudios para determinar las tasas de acceso y los patrones del carcinoma hepatocelular recidivante.
  • Ausencia de un modelo asistencial óptimo para los pacientes con fibrosis leve que alcanzan una RVS. 

Comentario del experto

  • Carla Treloar, profesora de la Universidad de Gales del Sur, Sidney, Australia, añadió: «Mi trabajo realmente intenta estudiar lo que hay más allá de la curación de la hepatitis C, cuáles son las cosas importantes en las vidas de las personas. Algunas de las cosas que les preocupan están relacionadas con la hepatitis C, como el estado de salud del hígado y los resultados de las pruebas, y otras son mayores y más amplias: la curación de la hepatitis C en personas con desventajas estructurales. Si podemos, debemos intentar pensar en cómo abordar estas cuestiones de forma paralela al tratamiento de la hepatitis C.»