Impacto de la pandemia SARS-CoV-2 en el diagnóstico precoz del melanoma

  • Laura Collada Ali
  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Resultados fundamentales

  • El confinamiento obligatorio de la población española durante el estado de alarma, el miedo al contagio y las dificultades de acceso a la atención primaria como consecuencia del colapso de los servicios de salud posiblemente han sido factores determinantes que han condicionado que los pacientes no acudan al hospital o lo que hagan con retraso.

Investigadores españoles han llevado a cabo un estudio transversal retrospectivo en el que se compararon los nuevos casos de melanoma cutáneo primario  registrados durante el periodo de abril a agosto de 2020, con el mismo periodo del año previo, diagnosticados en el Hospital Costa del Sol.

El principal hallazgo detectado es el importante descenso de nuevos diagnósticos de melanoma cutáneo primario durante la pandemia, respecto al mismo periodo del año 2019 (62 %). Este descenso en el diagnóstico ha recaído fundamentalmente en las formas in situ. 

Así mismo se ha producido un incremento exponencial en el diagnóstico de melanomas gruesos respecto al mismo periodo de 2019, con un riesgo siete veces superior de presentar un melanoma grueso durante la pandemia (odds ratio [OR]: 7). El melanoma grueso lleva consigo, además, la presencia de otros factores predictores de mal pronóstico como son la localización en polo cefálico, la ulceración y la presencia de mitosis, aunque no hubo significación estadística al comparar estos hallazgos con los del periodo de 2019. Este incremento en el diagnóstico de melanomas gruesos no solo tiene implicaciones sobre la supervivencia, sino también sobre los costes sanitarios que esto conlleva y que incluyen las pruebas de imagen para estadificación y seguimiento, así como el tratamiento adyuvante.