IDWeek 2019 — El tratamiento parcial oral para las infecciones osteoarticulares compite con el tratamiento intravenoso


  • Marielle Fares, Pharm.D.
  • Conference Reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La antibioterapia oral es no inferior a la antibioterapia intravenosa cuando se usa durante las primeras 6 semanas para infecciones ortopédicas, con respecto al fracaso del tratamiento después de 1 año.

Por qué es importante

  • La antibioterapia oral es no inferior al tratamiento intravenoso para esta indicación y puede considerarse su uso para reducir la duración de la hospitalización y la tasa de complicaciones.

Diseño del estudio 

  • Ensayo clínico multicéntrico, sin enmascaramiento y aleatorizado realizado en el Reino Unido en 1054 pacientes con osteomielitis, infecciones articulares, infecciones de prótesis articulares e infección de dispositivos de fijación.
  • Se asignó aleatoriamente a los pacientes 7 días después de la intervención quirúrgica o después del inicio de la antibioterapia para recibir antibióticos orales (n = 509) o antibióticos intravenosos (n = 509) durante 6 semanas de tratamiento.
  • Agentes: Staphylococcus aureus (38 %), microorganismos coagulasa-negativos (27 %), estreptococos (14 %), pseudomonas (5 %), otros.
  • Criterio principal de valoración: fracaso definitivo del tratamiento en un plazo de 1 año; margen de ausencia de inferioridad, 7,5 %.

Resultados clave

  • Fracaso del tratamiento en 74 pacientes (14,6 %) frente a 67 pacientes (13,2 %) en el grupo de antibioterapia oral.
  • La diferencia del riesgo de fracaso definitivo del tratamiento fue de −1,4 puntos (IC del 95 %, de −5,6 a 2,9), que indica ausencia de inferioridad.
  • No se observaron diferencias significativas entre los grupos en cuanto a los acontecimientos adversos (27,7 % en el grupo de antibioterapia oral frente a 26,2 % en el grupo de antibioterapia intravenosa), pero las complicaciones relacionadas con el catéter fueron más frecuentes en el grupo de antibioterapia intravenosa (9,4 % frente a 1,0 %). 

Limitaciones

  • Seguimiento corto, dados los riesgos a largo plazo de fracaso en la osteomielitis.