Identificados los principales factores que transforman la migraña episódica en crónica (Cephalalgia)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un equipo de investigadores liderado por el Departamento de Neurología del Colegio de Medicina Albert Einstein (Estados Unidos) ha identificado cuáles son los principales factores que contribuyen a la evolución de la migraña episódica a la forma crónica. Según sus hallazgos, son la depresión, la alta frecuencia de ataques, el uso excesivo de medicamentos, la alodinia (experimentar dolor pese a tener un estímulo habitualmente indoloro) y los ingresos económicos.

Este metaanálisis, publicado en Cephalalgia, ha excluido los sesgos y estudios de mala calidad que, anteriormente, habían vinculado la migraña crónica con innumerables factores tanto sociales como físicos. Según las directrices internacionales, la migraña crónica es la presencia de cefaleas más de 15 días al mes durante 3 meses.

De acuerdo con los hallazgos de esta investigación, el hecho de padecer depresión aumenta las posibilidades de progresar a una migraña crónica en un 58%. Además, tener al menos 5 ataques al mes aumenta 3,1 veces el riesgo, mientras que 10 ataques mensuales llevan a un aumento de 5,9 veces.

Al respecto, Patricia Pozo-Rosich, de la Unidad de Cefalea del Departamento de Neurología del Hospital Universitario Vall d'Hebron, de Barcelona, ha subrayado que desde la perspectiva de la discapacidad funcional y emocional, los pacientes con 10 ataques al mes no muestran ninguna diferencia con los pacientes de migraña crónica.

"Una frecuencia media mensual de 10 días/mes de cefalea se suele considerar una migraña episódica de alta frecuencia, que se asemeja en muchos aspectos a la de las personas con migraña crónica y que puede ser tratada de forma similar, por ejemplo, considerando la terapia preventiva y las terapias conductuales para tratar o prevenir los malos resultados en la discapacidad funcional y emocional", ha comentado al respecto la líder del estudio, Dawn Buse.

Por otra parte, los investigadores han demostrado que el uso excesivo de medicamentos aumenta las probabilidades de desarrollar migraña crónica por 8. En cuanto a la alodinia, indican que aumenta las posibilidades de progresar de una migraña episódica a una crónica en un 40%.

Por último, han calculado que tener unos ingresos de al menos 50.000 dólares (44.972 euros) reduce las posibilidades de progresar a una migraña crónica en un 35%. "Una explicación probable de este hecho es que unos mayores ingresos permiten el acceso a la información y a los tratamientos que previenen la cronificación de la migraña", argumentan los autores.