Identificadas 566 variantes genéticas que afectan a la predisposición al consumo de tabaco y alcohol (Nat Genet)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio publicado en Nature Genetics con datos de 1,2 millones de personas ha revelado cómo el tabaco y el alcohol están relacionados con los genes y varias enfermedades, convirtiéndose en un factor que contribuye múltiples causas de muerte.

Varios grupos de investigación en todo el mundo han estado involucrados en esta investigación, entre ellos un grupo del Estudio de Salud Nord-Trondelag y el K.G. Centro Jebsen de Epidemiología Genética (Estados Unidos). Estos científicos han descubierto un total de 566 variantes genéticas en 406 sitios diferentes del material genético humano que se pueden relacionar con el uso de alcohol o tabaco.

El grupo de estudio que estaba genéticamente predispuesto a fumar también estaba genéticamente predispuesto a una serie de problemas de salud, como la obesidad, la diabetes, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y varias enfermedades mentales, mientras que el riesgo genético de alcohol se asoció a un menor riesgo de enfermedad.

"Esto no implica que consumir más alcohol mejore la salud, pero indica una complejidad mecanicista que debe investigarse más a fondo", puntualizan los investigadores.

Los datos que se recopilaron procedían de varios estudios e incluyeron diferentes categorías de edad, diferentes actitudes hacia el uso de drogas y distintos patrones de consumo de alcohol y nicotina. Sin embargo, los resultados mostraron que la correlación entre el riesgo genético y el desarrollo de diferentes categorías de enfermedades varió poco entre los grupos de población.