Ibrutinib se muestra efectivo y fácil de usar como tratamiento de la leucemia linfocítica crónica (N Engl J Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio de Loyola Medicine (Estados Unidos) ha demostrado que ibrutinib, un nuevo fármaco dirigido es significativamente más efectivo que la terapia habitual para tratar a pacientes ancianos con leucemia linfocítica crónica (CLL).

El fármaco ataca las células cancerosas sin dañar las células normales, causando menos efectos secundarios. El fármaco se toma como por vía oral una vez al día, algo que resulta más conveniente que el tratamiento estándar, que requiere que el paciente ingrese tres veces al mes para recibir infusiones y una inyección.

"Ibrutinib debe convertirse en el nuevo estándar de atención", defiende el oncólogo Scott Smith, uno de los autores principales del estudio, que se ha publicado en The New England Journal of Medicine. En 2016, la FDA de Estados Unidos aprobó ibrutinib para el tratamiento de la CLL.

La CLL afecta principalmente a personas mayores, con una edad promedio de diagnóstico de alrededor de 70 años.

Hasta ahora, el tratamiento estándar ha sido una combinación de bendamustina, que destruye las células cancerosas, y rituximab, que suprime el sistema inmunitario.

El estudio incluyó a 547 pacientes con CLL (67% hombres) en 219 centros en Estados Unidos y Canadá. Todos eran mayores de 65 años, con una edad media de 71. Los investigadores asignaron al azar a los pacientes para recibir uno de los tres regímenes: el tratamiento estándar de bendamustina más rituximab; ibrutinib solo; o ibrutinib más rituximab.

Después de dos años, el 87% de los pacientes que recibieron ibrutinib seguían vivos sin ninguna progresión de la enfermedad, en comparación con el 74% de los que recibieron bendamustina más rituximab. No hubo diferencias significativas entre los pacientes que recibieron ibrutinib solo y los que recibieron ibrutinib más rituximab.

Alrededor del 17% de los pacientes que recibieron ibrutinib solo experimentaron fibrilación auricular. Pero en general, el medicamento causó menos efectos secundarios que el tratamiento estándar. Estudios adicionales de ibrutinib están en marcha en pacientes con CLL menores de 65 años.