Huevos, nueces, lácteos, verduras y café pueden ayudar a proteger frente a distintos problemas de salud


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los alimentos que comemos desempeñan un papel importante en nuestra salud. Nuevas investigaciones están descubriendo cómo los huevos, las nueces, los productos lácteos, las verduras e incluso el café pueden ayudar a protegernos frente a distintos problemas de salud, según se ha puesto de manifiesto en Nutrition 2018, la reunión inaugural de la Sociedad Americana de Nutrición, celebrada en Boston.

Los hallazgos de un estudio aleatorizado de 12 semanas de personas con sobrepeso u obesidad con diabetes tipo 2 o previa sugieren que los huevos pueden ayudar a reducir los factores de riesgo asociados con la diabetes. Los participantes que comieron un huevo cada día mostraron mayores mejoras en los niveles de azúcar en sangre en ayunas y resistencia a la insulina que aquellos que comieron un sustituto de huevo. Además, comer huevos no cambió significativamente los niveles de colesterol, según esta investigación de la Universidad de Virginia, Estados Unidos.

Después de cuatro semanas de comer un puñado pequeño de nueces pacanas enteras al día, los adultos con sobrepeso de 45 años o más que estaban sanos mostraron cambios favorables en los factores de riesgo cardiometabólico, incluyendo los niveles de glucosa en la sangre, la resistencia a la insulina y la función celular productora de insulina, en comparación con cuando los participantes del estudio consumieron una dieta similar en grasa total y fibra, pero sin pacanas diarias.

Sin embargo, se requiere investigación adicional para determinar si una pequeña porción diaria de nueces podría ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2 en adultos de mediana edad y adultos mayores con sobrepeso u obesos, según los autores del trabajo, científicos de la Universidad Tufts, en Estados Unidos.

Por otra parte, investigadores de la Universidad Estatal de Oregón que estudiaron a 101.677 personas, de entre 54 y 83 años, descubrieron que no todos los productos lácteos son iguales cuando se trata de reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Los participantes del análisis que consumieron productos lácteos bajos en grasa o fermentados como el yogur mostraron el menor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Como seguimiento de un estudio que relacionó una dieta saludable con un riesgo reducido de parkinsonismo, los científicos siguieron a 706 personas durante un promedio de 4,6 años para encontrar si consumir frutas y verduras puede vincular específicamente con un riesgo reducido. Este análisis del Rush University Medical Center reveló que comer más verduras y bayas, pero no otras frutas, puede reducir el riesgo de parkinsonismo y retrasar su progresión en adultos mayores.

En otra línea, un análisis de los polisacáridos PPEP-1 y PPEP-2 del hongo comestible Pleurotus eryngii revela que estos carbohidratos complejos pueden inhibir las respuestas inflamatorias inducidas. Los nuevos hallazgos de la Universidad Agrícola de Nanjing, en China, y la Universidad de Massachusetts, Amherst, Estados Unidos, son los primeros en demostrar estas propiedades antiinflamatorias y resaltar el potencial de PPEP-1 y PPEP-2 como suplementos dietéticos para reducir las respuestas inflamatorias.

Finalmente, un estudio de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, con más de 14.000 personas, de entre 45 y 64 años, ha encontrado que aquellas que toman tres o más tazas de café al día tienen menor riesgo de hospitalizaciones relacionadas con el hígado que aquellas que nunca toman café. Los nuevos hallazgos proporcionan evidencia de que los consumidores de café pueden tener menor riesgo de enfermedad hepática.