He aquí las poblaciones clave en los países de la UE/AEE cuya posibilidad de infección por el VHC debe vigilarse


  • Antara Ghosh
  • Medical news
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La infección por los virus de la hepatitis C (VHC) o B (VHB) es una causa significativa de morbimortalidad relacionada con hepatopatía en la Unión Europea/Área Económica Europea (UE/AEE). La eliminación de la hepatitis vírica crónica es una posibilidad gracias a la irrupción de los antivíricos de acción directa (tasas de curación > 90 %). Una estrategia de eliminación efectiva exige la identificación de los pacientes con riesgo elevado de infección. Una revisión sistemática publicada en la revista BMC Infectious Disease ofrece estimaciones de la prevalencia del VHB/VHC en la UE/AEE entre 3 grupos de alto riesgo: hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres (HRH), personas que usan drogas inyectables (PDI) y la población reclusa.

Se evaluaron 68 estimaciones de la prevalencia del VHB/VHC en 23 países de la UE/AEE. Entre los HRH, las estimaciones de la prevalencia del VHB iban del 0,0 %-0,1 % en Estonia y el Reino Unido hasta el 1,4 % en Francia. Las estimaciones del VHC iban del 4,7 %-1,8 %, 2,5 %-2,9 %, 0,7 %-1,3 % y 2,2 %-1,6 % para Estonia, Croacia, los Países Bajos y el Reino Unido, respectivamente. La prevalencia del VHB en la población reclusa iba del  10 % para Croacia, Francia, Alemania y Hungría hasta > 80 % en el caso de Luxemburgo. La prevalencia del VHB en las PDI iba desde el 0,5 % en Croacia, Hungría e Irlanda hasta > 6 % en Hungría y Portugal, mientras que la prevalencia del VHC se cifraba en entre ≥ 30 % y ≥ 50 %.

De forma global, la prevalencia del VHB era máxima entre la población reclusa (intervalo: 0,3 %-25,2 %) seguida de las PDI (0,5 %-6,1 %) y los HRH (0,0 %-1,4 %). La máxima prevalencia del VHC también se halló entre la población reclusa (4,3 %-86,3 %) y las PDI (13,8 %-84,3 %), seguida de los HRH (0,0 %-4,7 %).

Los autores comentaron: «Debería darse prioridad a las PDI y a la población reclusa como las poblaciones clave para el cribado y tratamiento del VHB/VHC». Añadieron: «Nuestros datos no respaldan que el grupo de HRH sea un grupo de riesgo elevado de infección crónica por el virus de la hepatitis B, pero debería continuar considerándose una población clave para la acción dirigida».